Dibujar puede servir como terapia.

Dibujar, sin darle demasiada importancia al resultado final, tiene mucho valor terapéutico y es una excelente herramienta de liberación emocional.

Aquí van algunos de los beneficios que dibujar tiene y que he experimentado en conmigo y con muchos de mis clientes cuando daba sesiones de coaching.

  1. Exploras tu creatividad libremente
  2. Te desconectas de tu rutina mientras dibujas
  3. Usas redes neuronales diferentes a las que usas para tus tareas diarias
  4. Mejora tu capacidad de observación
  5. Estimulas tu capacidad de pensar visualmente
  6. Mejora tu capacidad para resolver problemas

Por eso, te recomiendo que dediques unos 30 minutos al día a dibujar algo, lo que sea, sólo no juzgues tu dibujo, ni lo compares con los dibujos de alguien mejor que tú, no estás dibujando para hacer un “buen dibujo” en el sentido estético (que es totalmente subjetivo) estás dibujando para ejercitar tu creatividad, para relajar tu mente y liberar emociones.

La idea es que puedas pasar suavemente de las actividades que tradicionalmente identificamos del hemisferio izquierdo, a las actividades el hemisferio derecho.

Aquí puedes leer un análisis que hace otro dibujante profesional, sobre los beneficios de dibujar.

Ahora, se pone mejor.

Si combinas 30 minutos de dibujo libre con unos 10 minutos de meditación, los beneficios aumentan exponencialmente y gozarás de una mejor salud emocional.

Gracias por leer.

Juan.

Tiempos inciertos.

Algunas cosas realmente importantes:

La propia saluda física, mental y energética, tener lo necesario para vivir, tener un amigo o amiga, conectar con la naturaleza, aprender a pensar, aprender a comunicarse, saber pasar tiempo en silencio con uno mismo y permanecer en el momento presente, sin dejar de saber cuando es prudente planear y cuando es prudente reflexionar sobre el pasado.

Gracias por leer.

Juan.