Negocios locales y COVID19 en mi delegación.

He aquí una idea que el alcalde de Coyoacán, en la Ciudad de México, pudo haber implementado desde el inicio de la pandemia de COVID-19 para tener un mejor control del asunto y afectar menos a los pequeños negocios:

La alcaldía de Coyoacán, está compuesta de colonias que funcionan como pueblitos, donde todos nos conocemos.

Por eso, creo que en vez de aplicar medidas generales, un mejor camino era tomar acciones particulares por pueblito y por caso particular de negocio, sí, requieren tiempo, esfuerzo, disciplina y mucha organización, pero eso no las hace imposibles.

Podrían haber tenido inspectores (incorruptibles y honestos, de esas y esos que son escasos en México) que fueran calle a calle, visitando negocio por negocio para tener un panorama real de lo que está pasando en cada pueblito, al final como alcalde, ése es su trabajo.

Me voy a centrar en este texto en cafeterías y pequeños restaurantes.

El asunto funcionaría más o menos así:

Llega el inspector, revisa la dinámica del restaurante o cafetería, revisa las instalaciones, platica con los dueños y con el personal, se toma su tiempo para analizar lo que escucha y lo que ve, lo une con la experiencia que tiene y con la meta de ayudar a la gente de la alcaldía.

Y entonces le da a cada establecimiento un juego de reglas para poder trabajar y cerrar el menor tiempo posible:

Si eres una cafetería con una terraza grande, como Crescendo, perfecto, puedes tener un par de mesas ahí para atender a tus clientes, con distancia y mantienes tu servicio para llevar.

¿Eres un local muy pequeño donde caben 2 o 3 mesas apretadas? Muy bien tú no puedes tener clientes dentro del lugar, te convertirás en servicio para llevar y analizaremos juntos cómo puedes hacer una transición muy efectiva.

¿Eres un restaurant o cafetería con posibilidad de tener una mesa afuera en la banqueta y una adentro (como Simona Café)? Perfecto, trabaja así, usando cubreboca y manteniendo la distancia.

¿Eres una cadena de cafeterías pequeñas como “El Jarocho”?
Muy bien, que las personas en la fila mantengan 2 metros de distancia entre ellas y tod@s con cubrebocas sin excepción, vas a necesitar personal capacitado para manejar la ira de los clientes irresponsables.

Mantienes una buena vigilancia para hacer cumplir las reglas de cada establecimiento hasta que se conviertan en un hábito nuevo (33 días) y listo.

Para cuando llegas a los 40 o 50 días de Pandemia en la Ciudad de México, tus restaurantes ya saben cómo manejarse, las personas que asisten a esos lugares ya están mejor preparadas para la nueva normalidad y cuando venga una nueva oleada de la pandemia, ya saben cómo manejar sus negocios.

Pero como hacer algo así implica pensar, realmente pensar, implica también genuina empatía, honestidad a prueba de corruptos, liderazgo real y mucha organización, pues claro que no es viable para la alcaldía.

Lo cual es verdaderamente triste, porque como siempre, las autoridades aportan poco al asunto y la mentalidad obtusa y mediocre del mexicano promedio no ayuda.

Sí, lo siento, si te ofendió la idea, quiere decir que tu mente es obtusa y mediocre.

Gracias por leer.

-Juan.

Publicado por juan silva

Coach de wellness-doodle maker-instructor en Linkedin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: