Válvula de escape.

Todos necesitamos una válvula de escape, no necesariamente para escapar de algo sino para soltar la carga emocional y mental que se acumula en nuestra mente ( mente= la actividad cognitiva del cerebro sumada a la actividad emocional de corazón, más la actividad energética derivada de las dos anteriores ).

Cuando tienes carga emocional-mental acumulada en tu sistema nervioso, necesitas una manera de sacar todo eso, hay personas que lo hacen hablando de sus problemas, otras personas corren o van al gimnasio, otras personas escriben.

Pero ¿qué pasa cuando sabes que tienes que soltar esa carga y el mecanismo que usas ya no funciona?

Obviamente necesitas encontrar uno nuevo.

Si por ejemplo, te desahogabas charlando con tu mamá pero te has dado cuenta que le afecta escucharte, es claro que necesitas un mecanismo nuevo.

Y para encontrarlo necesitas analizar un poco el mecanismo que usabas antes, en este caso, tu mamá.

Vamos a ver, desahogarte con tu mamá o con cualquier otra persona que amas incluye:

UNO. Verbalizar en voz alta lo que estás sintiendo

DOS. Sin filtrarlo

TRES. Tener la sensación de que la persona te va a escuchar sin juzgarte.

CUATRO. Tener la certeza de que toda opinión emitida por la persona que te escucha será desde un lugar de amor.

CINCO. Sabes que la persona que te escucha no va divulgar lo que le estás diciendo.

Muy bien, el mecanismo nuevo que uses tiene que tener por lo menos tres de las características que acabo de mencionar.

Puedes elegir escribir lo que sientes, ese mecanismo nuevo contiene una variante del punto 1, el punto 2 y claramente el punto 5, porque quien te “escucha” mientras escribes eres tú.

Puedes también dibujar lo que sientes y agregar un poco de texto.

O puedes probar a hacer algo más físico como correr o boxear y combinarlo con una visualización donde cada golpe o cada paso libera energía en forma de humo negro y aligera tu carga, hasta eliminarla por completo.

Gracias por leer.

-Juan.

Las 4 Nobles Verdades.

Dukkha:

La vida incluye dolor y sufrimiento físico, emocional y psicológico.

Por ejemplo: separarte de lo que amas te causa pena o sufrimiento, como cuando muere un ser querido o termina una relación, no obtener lo que deseas te causa dolor y obtener lo que deseas y perderlo también te causa dolor, como cuando pierdes un teléfono o un libro.

Existe dolor y sufrimiento por la separación, por el cambio de circunstancias y por estar unido a lo que desprecias, odias o simplemente no te gusta.

Samudaya:

El origen de ese dolor y sufrimiento es el deseo sin control y la ignorancia.

El deseo sin control te lleva a perseguir de manera ansiosa todo aquello que te produce placer, destruyendo con esa búsqueda frenética toda tu felicidad verdadera.

La ignorancia se trata de pensar que la felicidad duradera y verdadera está en el mundo material y en las cosas que te causan placer, también eres ignorante cuando crees que la felicidad verdadera y duradera está en negar todo el mundo material y privarte de todo tipo de placer.

La ignorancia también se manifiesta en tu mente cuando crees que eres tu cuerpo, tus pensamientos y tus emociones y cuando crees que eres un “Yo” constante, que no cambia nunca y que está desconectado de los demás.

Nirodha:

Hay un camino para terminar con el sufrimiento, ese camino es la extinción del deseo y la extinción de la ignorancia.

La extinción del deseo viene con un largo y delicado proceso de estudio, contemplación, evaluación de la realidad, reflexión y meditación. Para esto el Buda enseñó una gran cantidad de prácticas éticas y de ejercicios mentales y espirituales para lograr la extinción adecuada y correcta de tanhá, que es el deseo.

Sin embargo, la palabra clave detrás de la tercera noble verdad no es tanto extinción sino nibbána (nirvana en sánscrito): el estado supremo de extinción total y definitiva de los tres venenos mentales (avaricia, odio, e ignorancia). 

Nibbána, que significa “fuego extinguido”, no es la extinción del ser o la no-existencia: es un estado de liberación suprema donde el ser ya no vuelve a renacer otra vez en samsára. Todo en samsára es perecedero (anicca) y causante de malestar (dukkha), pero más allá de samsára (“la Otra Orilla”, como lo llama el Buda) existe el estado de nibbána, que es no-perecedero y causa de dicha suprema. 

Magga:

El sendero, camino método para liberarte del sufrimiento y del deseo, está disponible para todas las personas, cualquiera puede practicarlo, no necesita permiso de nadie para hacerlo, no necesita ser un místico o un yogui o tener una iniciación ni nada parecido.

Ese camino o método o receta tiene ocho pasos y se llama Noble Octuple Sendero o Camino Triple.

Medita y reflexiona sobre éstas 4 verdades durante unos días o un par de semanas y en otra entrada te voy a platicar del camino para liberarte del sufrimiento.

Te recomiendo leer éste libro, con calma, para que puedas entender más.

🙂