Reflexiones, Soliloquios

Realmente Vivir.

Si aprendes a encontrar felicidad en la lluvia, en la tormenta, en el amanecer, en el atardecer, en ver una estrella en el cielo, en ver una flor o en oler su aroma, en escuchar una linda canción, en sentarte en silencio, en leer un buen libro, en tener comida en el tu alacena, en despertar un día más, en respirar, en andar en bici, en salir a caminar y en otras tantas cosas, sencillas, simples y que tal vez consideres parte del paisaje, entonces, habrás comenzado a dominar el arte de ser feliz por decisión y habrás comenzado realmente a vivir.

Estándar
Diario Ilustrado

Así mi día hoy.

8:00 AM: Trabajando, con el acelerador a fondo, en un proyecto ilustrado para una marca de galletas mexicana.

5:12 PM: Mismo mood, diferente ropa.

5:30 PM: Octopus Mode encendido.

6:00 PM: Clarence ve más de lo que me gustaría.

22:15 PM. Escuchando/Viendo “Through the never” para no quedarme dormido.

Estándar
La mente

Sub-consciente.

La mente subconsciente es como un robot.

O más preciso aún, como un robot ultra rápido para procesar la información y estímulos que recibe, pero que no puede pensar por su cuenta.

Sólo puede recibir input, crear una reacción, grabarla y repetirla de nuevo.

Es por eso que cuesta trabajo cambiar los hábitos arraigados, las opiniones viejas y crear nuevas respuestas en vez de reacciones automáticas.

Cuando quieras modificar un hábito o crear uno nuevo vas a necesitar mucha paciencia y mucha repetición, hasta que el hábito nuevo se convierta en tu segunda naturaleza, es decir, se convierta en parte de tu mente subconsciente.

Obvio esto implica disciplina y cuando digo esto, la mayoría de las personas me dicen que esa es la parte que les cuesta trabajo, que no tienen disciplina.

Eso puede ser cierto, pero según yo, si tienes suficiente determinación, puedes forzarte a hacer las cosas aunque seas una persona muy indisciplinada.

A mi parecer, no hay personas indisciplinadas, sólo personas con poca o hasta nula determinación.

Así que si vas a cambiar un hábito o hacerle otro tipo de ajustes a tu subconsciente, necesitas tener una buena dosis de determinación, estás convencida o convencido de que vale la pena el esfuerzo y repetir muchas veces el hábito nuevo o la información nueva que quieres instalar en tu subconsciente.

También hay un camino muuuucho más rápido y requiere muy poca determinación y nada de disciplina, es el camino del shock.

Se trata, tal cual, de generar un shock o susto fuerte al cerebro para que esté mega-atento a ese asunto y modifique la conducta que tiene asociada a él.

Cómo cuando de pequeña (o no tan pequeña) tocaste la estufa caliente y te quemaste la mano.

Es tan dolorosa la experiencia, que a veces basta con que suceda una vez para que el cerebro ajuste sus redes neuronales y se asegure de que no te vuelva a pasar eso con ninguna estufa, no sólo con la tuya.

Dato curioso: Más del 90% (algunos científicos como Bruce Lipton afirman que es el 95%) de las decisiones que tomas durante un día, son tomadas enteramente desde tu subconsciente, realmente ya no piensas para tomar esas decisiones, todo el peso de la acción recae sobre la experiencia previa y la capacidad de reacción de tu mente subconsciente.

Gracias por leer.

Estándar
Soliloquios

Dibujar puede servir como terapia.

Dibujar, sin darle demasiada importancia al resultado final, tiene mucho valor terapéutico y es una excelente herramienta de liberación emocional.

Aquí van algunos de los beneficios que dibujar tiene y que he experimentado en conmigo y con muchos de mis clientes cuando daba sesiones de coaching.

  1. Exploras tu creatividad libremente
  2. Te desconectas de tu rutina mientras dibujas
  3. Usas redes neuronales diferentes a las que usas para tus tareas diarias
  4. Mejora tu capacidad de observación
  5. Estimulas tu capacidad de pensar visualmente
  6. Mejora tu capacidad para resolver problemas

Por eso, te recomiendo que dediques unos 30 minutos al día a dibujar algo, lo que sea, sólo no juzgues tu dibujo, ni lo compares con los dibujos de alguien mejor que tú, no estás dibujando para hacer un “buen dibujo” en el sentido estético (que es totalmente subjetivo) estás dibujando para ejercitar tu creatividad, para relajar tu mente y liberar emociones.

La idea es que puedas pasar suavemente de las actividades que tradicionalmente identificamos del hemisferio izquierdo, a las actividades el hemisferio derecho.

Aquí puedes leer un análisis que hace otro dibujante profesional, sobre los beneficios de dibujar.

Ahora, se pone mejor.

Si combinas 30 minutos de dibujo libre con unos 10 minutos de meditación, los beneficios aumentan exponencialmente y gozarás de una mejor salud emocional.

Gracias por leer.

Juan.

Estándar
Mi Práctica Espiritual

Tiempos inciertos.

Algunas cosas realmente importantes:

La propia saluda física, mental y energética, tener lo necesario para vivir, tener un amigo o amiga, conectar con la naturaleza, aprender a pensar, aprender a comunicarse, saber pasar tiempo en silencio con uno mismo y permanecer en el momento presente, sin dejar de saber cuando es prudente planear y cuando es prudente reflexionar sobre el pasado.

Gracias por leer.

Juan.

Estándar