Decir

¿Qué estás esperando para decirlo?

La vida es muy, muy breve como para quedarte con cosas guardadas.

Ninguno de nosotros sabe exactamente cuánto durará su viaje en la Tierra, podría terminar mañana, podría terminar hoy mismo o dentro 20 años.

Por eso creo que es mejor siempre decir lo que sentimos.

Al principio puede ser difícil si no estás acostumbrada o acostumbrado a ello, en ocasiones no recibirás la respuesta que estás esperando, pero entre más veces digas lo que sientes, serás mejor en ello y manejarás mejor las respuestas de las otras personas.

Empieza hoy mismo. Yo ya lo estoy haciendo.

Gracias por leer.

Juan.