Verdades vs Hipótesis

Cuando crees que algo es verdad, ya no lo cuestionas, lo pones en la caja de verdades dentro de tu cerebro y ahí se quedará, a menos que algo suceda en tu vida que te fuerce a cuestionar esa verdad.

El problema es que hay un montón de cosas que consideras como verdades, que son poco más que suposiciones personales o colectivas, y que rara vez llegas a cuestionar.

Por ejemplo: Estás pensando en invitar a salir a una chica o chico que te gusta y desistes porque crees que te va a decir que no. Eso no es verdad, es una hipótesis que vale la pena poner a prueba y someterla a análisis.

Otro ejemplo: Si dices groserías, dios te va a castigar, ¿ah sí? es una hipótesis digna de ponerse a prueba chingadamadre.

Un ejemplo más: Si le digo a Fulana o Fulano como me siento, seguramente me va a dejar. ¿Ah sí? Yo creo que es una excelente hipótesis que vale la pena poner a prueba y ver si la persona en cuestión no sabría manejar lo que le vas a decir.

Hay un montón de ideas que tomamos como verdades en piedra y no las cuestionamos, ideas tan simples y cotidianas como la manera de batir unos huevos revueltos o cómo preparar tu café hasta ideas más profundas que afectan nuestra vida personal y profesional.

Las verdades escritas en piedra, levantan muros dentro de tu mente y termina siendo una prisión, que limita tu crecimiento y desarrollo.

Cuando te manejas con hipótesis que pones a prueba, te estas dando mucho espacio para aprender, equivocarte, analizar y probar de nuevo, haciendo eso tu desarrollo se puede volver exponencial en muy poco tiempo.

Toma hoy mismo dos verdades que tengas en tu vida y ponlas a prueba como una hipótesis, ¿qué es lo peor que puede pasar?

Juan.