La mente

Elige bien tus batallas y tus “cosas difíciles”

No es sano engancharnos con cada trending topic, con cada chisme, cada rumor, cada opinión, cada cadena de whatsapp o cada posteo que nuestro influencer favorito publique.

Es muy necesario, sobre todo hoy en día, con tanta información circulando en las redes sociales, aprender a elegir bien las batallas en las que entramos y las cosas por las que nos preocupamos.

Tu tiempo y tu atención son dos de los recursos más valiosos que posees, no los desperdicies en batallas ajenas o en trampas de atención.

Y de manera más amplia, debemos aprender a elegir las “cosas difíciles” que queremos enfrentar porque sabemos que el beneficio es grande.

Me explico.

Hace unas semanas me encontré esta publicación por ahí en la red y me pareció muy acertada.

(Curiosamente, a lo largo de mi vida he pasado de todos los negativos de la imagen a todos los positivos)

El mensaje central es elegir con consciencia y sabiduría las “cosas difíciles” que queremos vivir.

No se trata necesariamente de elegir entre divorciarte o no, se trata más bien de tener muy claro que todo en la vida se va a poner difícil algún momento y que todos los asuntos de la vida van a requerir esfuerzo, energía y pensamiento para desarrollarse y mantenerse.

De modo que, podemos elegir cuál es el difícil que queremos vivir y hacerlo conscientemente.

Por ejemplo: En vez de ocupar tu mente y tu energía en pensar que estaría padre hacer más ejercicio para mejorar tu salud, ocupa esos mismos 5 minutos de pensamiento y energía en hacer diez squats y diez push ups.

O en vez de ocupar energía y pensamiento en quejarte de un mal hábito que tienes (de cualquier tipo) ocupa esa misma energía y pensamiento en crear un hábito nuevo y mejor, que sustituya al hábito malo.

Último ejemplo, en vez de invertir tiempo, energía y pensamiento en escaparte se hablar un tema difícil con tu pareja, o con tu jefe, o con algún familiar o amigo, invierte esos mismos recursos en abordar el asunto y buscar una configuración razonable para los involucrados.

En todos los ejemplos, ambos escenarios, te van a costar un montón de esfuerzo, sólo que un escenario te va a dar mas beneficios a largo plazo que el otro.

Así que, elige bien.

Y si eliges “mal” y te equivocas, cambia tu decisión y prueba de nuevo. Nada está escrito en piedra.

-Juan.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s