De Lunas y Soles

Leí esta idea en el blog de Austin Kleon, y me gustó mucho, se quedó profundamente guardada en mi mente:

Si no puedes ser el sol y generar tu propia luz entonces se la Luna y refléjala.

En otras palabras, si no puedes generar tu propia luz, no tienes porqué quedarte en la oscuridad, no estás condenada a ello, ni condenado a ello.

Puedes imitar lo que hacen otras personas más luminosas que tú y de tanto y tanto imitar, algo, en algún momento se quedará en ti, y será genuino, será tu propia expresión de esa luz que imitaste, y terminarás creando tu propia luz, por pequeña que sea.

Esto aplica para cambio de hábitos, práctica espiritual, carrera y vida personal.

Sólo debes de identificar a “los Soles” en tu vida y hacerte el hábito de reflejar su luz.

Y ¿por qué no? También identificar a otras “Lunas” que te puedan acompañar en el camino y ayudarte.

Vale la pena intentarlo, sobre todo en estos tiempos extraños y caóticos, donde las luces parecen tan escasas.