Minimalismo

Una vez más, es hora de cambiar de base de operaciones.

Con cada mudanza, hago una lista de las cosas que poseo y reviso cuáles de mis pertenencias son absolutamente necesarias, separo las que no son, y evalúo si es necesario conservarlas o no.

En la foto, están todas las cosas que integran mi estudio y el 90 % de las cosas que componen mi casa (el 10% que falta estaba detrás de mí al tomar la foto).

Con mucha satisfacción, en esta ocasión me deshice de muy pocas cosas, y fueron cosas que no voy a necesitar en el nuevo espacio, como la cortina para el baño y un frigobar, no fueron cosas que haya dejado sin usar por más de una semana.

Hace varios años, aprendí, que para mí, viajar ligero por la vida es lo mejor, tener pocas cosas, en mi caso, se traduce en más paz mental, buena adaptabilidad, porque no requiero un espacio de más de una recámara y eso se traduce en más dinero disponible también, sumado a que tengo más tiempo libre porque debo asignar menos tiempo a limpiar mi espacio.

Esa configuración pasa a mi mente también, no cargo el pasado de manera innecesaria, no me pre-ocupo del futuro y mantengo a raya mis apegos.

Un chulada practicar el minimalismo mental y físico.

Gracias por leer.

¡Ah! Casi se me olvida, si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil para tu vida, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Es un excelente intercambio, porque todavía no logro que Walmart acepte hacer trueque de despensa por herramientas de vida. 🙂

Foto de picjumbo.com en Pexels

PD: Si tienes curiosidad, aquí está la lista simplificada de las cosas que poseo actualmente:

2 libreros chicos

1 cajonera grande

2 burores

2 camas individuales

2 mesitas de café

2 colchones individuales

1 sillón individual 

1 horno de microondas

12 cajas

1 maleta

3 mochilas

4 almohadas

2 cojines

1 TV

1 computadora

2 pesas rusas

2 mancuernas

10 prendas en gancho

Gracias por leer.