Tai Chi para la vida

Usa la quietud para crear movimiento;
Usa debilidad para derrotar a la fuerza;
Usa suavidad para superar la dureza.

En esas 3 líneas se sintetiza la esencia de la práctica de Tai Chi Chuan.

Y más de una vez en la vida he usado esos principios para superar alguna crisis en mi vida.

Antes de moverme (tomar una decisión, enviar un correo electrónico, tener una conversación difícil) me aseguro de que mi mente esta quieta, igual que mi energía.

Cuando estoy en una situación donde alguien aplica fuerza sobre mí (fuerza física, fuerza burocrática, fuerza de jerarquía) me configuro débil para darle la vuelta al asunto.

Cuando me enfrento a una situación dura ( personal o profesional) voy a su encuentro con toda la suavidad y flexibilidad que puedo, para así quitarle poder a esa dureza (a veces todo el poder) y redireccionar la fuerza que esa dureza esperaba ejercer.

Practicar Tai Chi Chuan, no se trata sólo de aprender una coreografía, o muchas palabras en chino o una historia de linajes, se trata de aprender a cultivar quietud mental y relajación en medio del movimiento, se trata de abrazar la debilidad (que siempre es relativa) como un recurso poderoso, se trata de cultivar una mente suave y apacible, que pueda fluir y adaptarse como el agua, y cuando cultivas esa mente, el cuerpo le sigue, emulando las mismas cualidades.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Es un excelente intercambio, porque todavía no logro que Walmart acepte hacer trueque de despensa por herramientas de vida.