Todo lo que sucede en nuestra vida tiene un propósito

Aunque a veces nos tome tiempo encontrarlo.

Esto es un juego mental interesante, porque podemos decirlo de manera superficial o podemos realmente encontrar un propósito constructivo en todo lo que nos sucede y vivir de esa manera, cada momento de nuestra vida.

Es una decisión personal.

Vamos, sí hay un orden universal para todas las cosas que suceden y nada sucede sin que esté en armonía con el universo entero y sin que el universo se entere y demás.

Pero, eso puede sonar muy lejano para muchas personas y además puede ser un pretexto para dejar todo en manos de un poder externo, como el dios de los católicos, por favor no se me ofendan, queridos apostólicos romanos.

Lo que quiero comunicar aquí, es que si tú decides que todo en tu vida tiene un propósito, abres tu mente y tu corazón, pones tu esfuerzo, energía y tiempo en encontrar ese propósito en cada suceso, en aceptarlo con todo el amor y la calma que puedas, pues lo vas a encontrar y entonces vas a aprender muchísimo de cada situación.

Y sí confías en que ese propósito existe y que te va a hacer crecer como persona, aún cuando no lo puedas ver de momento, te vas a ahorrar un montón de sufrimiento, vas navegar mejor los mares de la vida, sobre todo cuando se pongan rudos y vas desarrollar una consciencia más elevada y con más sabiduría.

Entonces, podemos encontrar un propósito en todo que sucede y aprender de ello, o podemos pensar que todo es parte del azar o del caos o de un poder externo que nos maneja a su antojo.

Podemos, navegar la vida en modo sabiduría (encontrando el propósito detrás de todo) o podemos navegar en modo víctima. Cada quien decide.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Juan.