Despertar

Cuando el Buda hablaba de despertar, estoy muy seguro que se refería a dos tipos de despertar:

El primero, es el despertar del control que la mente subconsciente tiene sobre todas nuestras decisiones diarias, una vez que “despiertas” de ello abres a posibilidad de hacer una selección de los patrones de comportamiento, pensamiento y emociones que tienes preinstalados y que no todos son realmente útiles para ti.

El segundo, es despertar de la ilusión de que estamos limitados al cuerpo, también despertar de la ilusión de que la vida es nacer, comer, consumir, hacer drama, reproducirse y morir y finalmente, reconocer que somos una expresión (un punto de atención) de todo lo que ha existido, existirá y existió, es recordar que somos parte de un río infinito, que es la consciencia e información que le da forma al universo.

Sí, ya sé, para el no iniciado suena MUY mafufo, pero eso no quiere decir que no sea real; es algo, que todas y todos, poco a poco, iremos descubriendo y entendiendo.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Disfruta diario de los pequeños detalles y agradécelos

Hacerlo, es una enorme fuente de alegría y bienestar para nuestra vida.

Es como regalarte pequeños shots de gozo todos los días.

No necesitas usar mantras, ni frases lindas, ni invocaciones a seres de luz, aunque puedes hacerlo si te hace sentir bien.

Lo que sí necesitas, es estar 100% presente cuando esos pequeños detalles suceden, para que puedas apreciarlos en su totalidad, agradecer que están sucediendo, y una vez que terminen agradecer que sucedieron.

Y no se trata de agradecer el pequeño detalle “carísimo de parís” como muchos influencers y “coaches de vida” proponen en sus redes sociales, como cuando publican un video o foto agradeciendo su taza de té orgánico, sobre su tapete de yoga carísimo y nice, en una casa con vista al bosque del Ajusco y con todo el tiempo del mundo para crear esa imagen perfecta para redes sociales.

No, lo que yo te propongo, es que si te haces una taza de café por la mañana, te enfoques totalmente en el acto de beber esa taza de café, lo disfrutes y lo agradezcas, por lo menos por 2 minutitos, no importa si el café es soluble o importado de Etiopía, o si la taza es una vieja taza que compraste en el supermercado o si la compraste en un viaje a Europa.

Lo mismo con una sonrisa de tu hija o hijo, de tu pareja, o de tu roomie o de una amiga o amigo, sumérgete en esa sonrisa, disfrútala y agradécela, no hay dos sonrisas iguales y ese momento no va a volver.

De igual manera cuando veas un atardecer, cuando estés en la regadera, cuando camines en un parque o cuando estés tomando tu desayuno.

No tienes que esperar a vivir momentos “instagrameables” para que sean especiales y agradecerlos, es la percepción y la mente de cada uno de nosotros la que hace los momentos especiales.

Austin Kleon, autor de varios libros, entre ellos “Roba como un artista” puso muy bien en palabras la idea que describo: Lo ordinario sumado a atención extra, es igual a lo extraordinario.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Negro sobre blanco.

Dibujar usando blanco sobre negro, me resulta refrescante y me hace abordar lo que dibujo desde otro punto de vista

Puedes hacerlo en un cuaderno o con el software de dibujo que ya utilices.

Para hacerlo de forma análoga, solamente necesitas un pedazo de papel negro, puede ser cartulina u otro papel, sólo asegúrate de que no sea satinado.

Para dibujar yo uso corrector blanco con aplicador de pincel y un corrector con aplicador de pluma.

A veces empiezo a pintar directamente con el pincel o la pluma y dejo fluir la creatividad, por supuesto, que a veces el resultado me gusta y otras muchas no.

Si lo prefieres, puedes primero trazar lo que vas a dibujar con un lápiz común y corriente (a veces también lo hago, cuando quiero un resultado muy específico), una vez que está listo tu dibujo a lápiz o una versión simple él, puedes comenzar a pintar con el corrector.

Para el dibujo de la primer foto de esta entrada no usé trazo a lápiz, y me gustó mucho el resultado. Pero, si hubiera querido controlar mejor la forma y la inclinación de las flores, hubiera usado un boceto a lápiz previo.

Otro dibujo sin hacer boceto a lápiz.

Puedes también usar papel color azul marino.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Tu pasado no es igual a tu futuro, a menos que te empeñes en vivir en el pasado.

Eso es una maravillosa noticia ¿no crees? Quiere decir que lo que sea que te haya pasado antes no tiene que determinar tu futuro al 100 %, a menos que tú decidas que así.

Es un asunto de donde pones tu atención y de cómo te relacionas con el pasado.

Mantén tu atención en el presente y salta al pasado sólo cuando necesites recuperar experiencia e información para enriquecer el presente. Una vez que tengas esa información devuelve tu atención al presente.

¿Cómo saber que ya te estacionaste en el pasado?

Cuando la mayor parte de tu presente lo vives recordando los eventos, personas y circunstancias que ya sucedieron.

Puedes hacerlo sólo a nivel mental, es decir te la pasas pensando en el pasado, puedes hacerlo hablando del pasado también, y puedes hacerlo con tus acciones, como cuando haces algo sólo porque así se hizo en el pasado y en automático dejas de considerar nuevas perspectivas para ello.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

.

A veces no sé que dibujar

Cuando eso pasa, algunas veces lo resuelvo sólo haciendo líneas en el papel y dejando flui la mano, las sensaciones, los pensamientos y las imágenes en mi cabeza.

Y poco a poco, las líneas y los puntos van dándole forma algo, a veces sólo es una textura, a veces son figuras geométricas, y a veces, “salen” dibujos que no tenía pensado que sucederían. En cualquier caso, el “bloqueo” desaparece y los dibujos surgen.

En otras ocasiones utilizo una lista como la de la foto, ese tipo de listas las hago con anticipación, el domingo o el lunes justo para iniciar la semana.

Así si el martes o miércoles no sé qué dibujar, regreso a mi lista, elijo una palabra y comienzo a dibujar.

Ahora estoy usando las letras del alfabeto, en orden, para mi lista, en otras ocasiones he usado listas de comida, de bebidas, formas de preparar el café, e insectos.

Siempre podemos encontrar inspiración, algunas fuentes son muy obvias otras, necesitan algo de trabajo.

Gracias por leer.

-Juan.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.