Drawing fast

Here are some quick live doodles (with some details added afterwards) of the awesome dancers from @jamilatdancers

I went to a local coffee-bar near my house, and there was a belly dance presentation, so I decided to have a glass of wine and try to draw the awesome dancers as they were moving on the stage.

It was a very interesting and challenging experience, because, obviously the girls were not pausing for me to draw them, so I tried to follow them with my eyes and try to capture one moment to represent with a few lines, and then add some details.

I am amazed by the amount of decisions my brain has to make while I am drawing a moving a person, what a beautiful and powerful computer.

While I was drawing I thought of two ways to approach the excercise:

One way was to draw a lot of fluid lines trying to follow the dancer´ s movement, and having a quite messy drawing at the end.

And the other way was to make a froze in my mind a mental image of the girl, then draw it, then observe a little more, and add some details.

After two drawings using the first way, I decided to dive into the second way.

And the result are the images at the beginning of this post, which I like a lot.

I am very happy with the result, and I definitely want to repeat the experience with belly dancers, with capoeira practitioners and with boxers.

Thanks for reading, see you soon.

No es la especie más fuerte la que sobrevive..

…Ni la más inteligente, es la que mejor se adapta al cambio.

Yo creo que esta idea aplica a personas, negocios, instituciones y organizaciones también.

Tomemos la pandemia de COVID 19 como ejemplo:

Los negocios y organizaciones que supieron adaptarse a los cambios que trajo han podido seguir operando o pudieron seguir haciéndolo durante más tiempo que los negocios y organizaciones que fallaron en ello.

Lo mismo con las personas, quienes hemos podido “surfear” todo el asunto de la pandemia sin arrancarnos la cabeza y sin aferrarnos a nuestras previas maneras de hacer las cosas, la hemos pasado un poco (o un mucho) mejor que las personas que se han aferrado a no cambiar.

Creo yo, que para transitar el mundo de hoy sin ser aplastado por el estrés, por las redes sociales, por la economía, por el horario laboral, el tránsito en las calles y los quehaceres en la casa, no tengo que ser el más fuerte, el más guapo o el más brillante, en cambio, tengo que ser flexible y debo aprender a adaptarme a lo que sea que la vida me ponga enfrente.

Y sí, a veces adaptarme puede implicar tener fortaleza, pero no es algo que debo dar por sentado.

Adaptarme no quiere decir aceptar ciegamente, ni tampoco quiere decir ignorar algo con la esperanza de que desaparezca, adaptarme quiere decir:

Pensar y decidir mi postura sobre algo –> Hacer una estrategia –> Ponerla a prueba –> Evaluar los resultados –> Si es necesario hacer a ajustes a la postura y a la estrategia –> Aplicar de nuevo y repetir el ciclo.

Espero te sea útil la idea.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace.

Composiciones visuales que suceden por un proceso

Me fascinan las composiciones de diseño que suceden como parte de un proceso logístico, como los sellos de correo que van quedando estampados en un paquete internacional, a lo largo de su ruta a través de diferentes oficinas de correos y puntos de control.

Me resulta muy interesante ver cómo conviven diferentes tipografías con códigos de barras y con imágenes figurativas como en la foto de arriba.

Otra variante que me gusta mucho es cuando conviven las tipografías de uno o varios sellos con notas escritas a mano, invadiendo el espacio mutuo y creando nuevas composiciones visuales.

Esas notas a mano me hacen pensar en todas las personas que en algún momento tuvieron contacto con el paquete, y colaboraron para que llegara a su destino, pienso en cómo pudo haber sido su día, cuando escribieron la notas sobre el sello y pienso que cómo si una de esas personas no hubiera hecho su trabajo o no hubiera estado en el momento correcto, tal vez mi paquete nunca hubiera llegado a mis manos.

Lo cual finalmente me lleva a sentir un profundo asombro por la manera tan poderosa y tan cotidiana en la que todos estamos conectados y finalmente, me lleva a decir “gracias” a todas y cada una de las personas que hicieron posible que mi paquete llegara a mis manos y que además contribuyeron en el proceso de diseño de la imagen (llena de sellos y notas :D) que tiene el empaque al llegar a mí.

Sí, soy nerd del diseño y la ilustración, y lo disfruto mucho.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.