Ansiedad

Hace unas semanas mi sobrina Regina me pidió que hiciera un episodio de mi podcast sobre la ansiedad, le tomé la palabra y decidí hacer una entrada aquí en el blog también.

En mi experiencia la ansiedad surge cuando la persona pierde el significado y el rumbo en su vida, y surge también cuando una persona compara su vida contra un parámetro inalcanzable o cuando se compara con otra persona, también inalcanzable.

Creo que es un mal de nuestra ´época moderna, en la que somos bombardeados continuamente con ideas prefabricadas sobre el estilo de vida, el éxito y lo que debemos pensar, sentir y comprar.

Además del bombardeo, tenemos la epidemia del culto a la productividad, en la que las personas dedican cada vez menos tiempo a conocerse y explorarse a través del arte, o el deporte, sí, hay muchas personas que hacen ambas cosas, pero la gran mayoría las hace para llenar sus redes socio digitales, para publicar la foto perfecta y no para buscar dentro de su mente y corazón, lo que esa actividad está detonando, los insights que está teniendo y las emociones que están surgiendo.

Creo yo, y claro es sólo mi opinión, que se puede resolver gran parte de la ansiedad que una persona vive si hace una revisión de contra qué y contra quién se está comparando, y si reflexiona si esa comparación le está aportando bienestar y felicidad genuinos o si sólo la está poniendo en una carrera de hamster interminable.

Y a la par de esa revisión y reflexión, creo que sería súper útil, que la persona encuentre aquello que la hace sentir viva y que lo haga todos los días, aunque sea por una hora.

Para encontrar qué es lo que te hace sentir vivo, pregúntate ¿Que cosas me dan curiosidad? ¿De qué cosas o temas me encantaría saber más? ¿Hay algo que con sólo pensar en hacerlo me hace sonreír? Haz una lista con tus respuestas y encuentra qué tienen en común, encuentra cómo puedes unir esas cosas que te prenden y explóralas así.

Esta última sugerencia, es un asunto de vida o muerte, es un asunto de pasar la vida sintiéndote muerto o sintiéndote vivo, es un asunto de cuidar la propia salud mental.

Y recuerda que aquello que te apasiona, o aquello que quieres explorar, no necesariamente tiene que convertirse en un negocio o en un emprendimiento, puede quedarse sólo como algo que te da sentido de logro, alegría y salud mental y eso ya es una gran ganancia.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s