Paz interior

Haz de la felicidad y la paz interior un hábito.

Son los dos mejores hábitos que puedes cultivar.

Sí, son hábitos, no consecuencias.

Así como te hiciste el hábito de revisar todos los días tu teléfono o de comer más sano o de hacer ejercicio, así también te puedes hacer el hábito de ser feliz y de tener paz interior.

Claro, implica trabajo duro, disciplina, y sustituir algunos pensamientos y algunas conductas por otros que te funcionen mejor.

Pero el resultado vale todo el esfuerzo.

Comienza ahora mismo, sonríe sólo porque quieres y agradece que estás respirando.

Puede que al hacerlo te sientas bien o puede ser que no sientas nada.

Si te sentiste bien ¡felicidades!

Si no sentiste nada, tal vez necesites hacerlo más veces.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Foto de Sunilkumar Krishnamoorthy en Pexels.

Atención vs Alabanza

La primera es muy útil y necesaria para hacer negocios, levantar proyectos, o compartir una experiencia o conocimiento, la segunda es puro alimento para el ego.

Las redes sociales como las conocemos hoy, son un negocio basado en la atención, que puede convertirse en un mero asunto de alabanza, muy adictivo y no tan útil como la verdadera atención.

A mi ego le encanta la atención, pero le gusta más que lo alaben, así que debo de ser muy cuidadoso con como me manejo en redes sociales para, uno, evitar crear adicción a ellas y a estar revisando cada cinco minutos, la cantidad de likes, shares y comments y dos, para que lo quiero promover o compartir sea la razón de mi presencia en ellas, no se trata, en mi caso, de sólo llenar mi tiempo libre con redes sociales o de presumir mi Nespresso a la hora de prepararme un café.

¿Tú cómo te manejas en redes sociales? ¿Buscas atención? ¿Buscas alabanza? ¿Buscas ambas? ¿O de plano no las usas?

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Foto de Max Schwoelk en Pexels

La Vida Es

Foto de Jovana Nesic en Pexels

Ajá, la vida sólo es, no es buena, no es mala, sólo sucede, con los ciclos y procesos que conlleva, como inicio y fin, o las dificultades y los accidentes.

Y las cosas y las personas sólo son, mis etiquetas no las definen, de igual manera que una rosa no va a tener un perfume diferente si yo le cambio el nombre, o la etiqueto como fea o aburrida.

Cuando recuerdo que la vida sólo es, todo el drama que veo en el mundo me resulta más ligero de manejar y le quito peso innecesario a las etiquetas que usamos los humanos.

Palabras como cool, no cool, bueno, malo, guapa o guapo o influencer son sólo etiquetas que usamos para más o menos hablar de lo mismo unos con otros, son sólo convenciones que acordamos usar para no hacernos bolas al comunicarnos, ¡Qué importante recordarlo!

Y no pensar que las propias palabras definen al mundo y a las cosas, porque no lo hacen, sólo describen una interpretación de él, por ejemplo, si catalogo a alguien como feo o tonto, esa catalogación, para nada modifica su cara por ejemplo, para hacerlo más feo, ni modifica su capacidad intelectual para hacerlo tan tonto como yo creo, no, no, es sólo mi interpretación.

Si no fuera así, cuando una persona le gritara a otra “¡Babosa!”, la persona que recibe el grito, de inmediato debería de comenzar a babear sin control, o debería de transformarse en un molusco gasterópodo del orden Pulmonata, es decir, en una babosa y eso no pasa eso ¿verdad?

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Visualiza todo en tu vida…

…Dinero, Salud, Carrera, Relaciones, Crecimiento Espiritual y todo aquello que creas que debe estar en tu vida.

¿Has notado como la mayoría de las personas responden primero y en automático con un “no sé” cuando alguien les pregunta qué quieren?

¿A dónde quieres ir de vacaciones? No, sé…tal vez a…

¿Qué tipo de pareja quieres? No sé…quiero alguien que no…

¿Cuál es tu trabajo ideal? No sé…puede ser algo como…

Esas respuestas son muy comunes, no ayudan gran cosa a obtener lo que uno está buscando o deseando y hablan de una falta de claridad en los deseos, lo que se traduce en obtener resultados “Meh!”, es decir, en sólo improvisar con base a aquello que te pone la vida enfrente, en vez de usar todo tu maravilloso potencial junto con lo que la vida te presenta.

Una manera de conectar con ese potencial es Visualizar.

Cuando visualizas algo, le das claridad y especificidad en tu mente. Dos cosas súper necesarias para evitar decir “no sé” de manera automática cada que alguien te pregunta ¿Qué quieres?

Además de que cuando visualizas, le estás dando la orden a tu cerebro de enfocar tu energía, tu tiempo, tus pensamientos, tus decisiones y tus acciones en conseguir aquello que estás visualizando.

Claro que visualizar por sí solo no basta, y tampoco funciona hacerlo una sola vez.

Tu visualización debe de ir acompañada de una serie de acciones y decisiones para conseguir aquello que deseas, y necesitas hacer tu visualización varias veces al día, mí me funciona hacerlo por lo menos 3 veces al día.

Para visualizar puedes usar un “vision board”, hacer un collage, un dibujo (aunque sea muy sencillo), escribir lo que deseas en un pequeño párrafo o en forma de lista y claro, necesitas imaginar que ya tienes eso que quieres y sentir que ya es real.

Aquí te dejo una meditación que te puede ayudar con eso.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Actualizar el aprendizaje para evolucionar

Foto de Ivan Bertolazzi en Pexels

Actualizar un aprendizaje para resolver las necesidades mundanas y profundas de nuestra vida, requiere de un gran esfuerzo y es algo que tenemos que hacer varias veces a lo largo de nuestra vida.

El primer paso es tener la mente y el corazón abiertos a reconocer que necesitamos hacer esta actualización y que por lo tanto debemos de aprender algo nuevo, ponerlo a prueba y a equivocarnos unas cuantas veces, como parte del proceso de aprender.

Debemos aceptar que vamos a correr un riesgo, pequeño o grande, y ese riesgo, trae consigo algo de miedo, está bien, nos haremos amigos del miedo y no nos va detener.

El segundo paso es buscar las herramientas, estrategias y paradigmas que necesitamos.

Una vez encontrados, los aprendemos, aplicamos, observamos los resultados, aprendemos de ellos y hacemos ajustes, en caso de ser necesario.

Este proceso, es personal, pero eso no quiere decir que ese lobo solitario, pon atención a las personas que te ofrezcan ayuda directa o indirectamente y también pon atención a quienes puedan servir de inspiración.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Break para explorar la creatividad

Estoy seguro que a muchos de nosotros se nos juntan los pendientes de la vida profesional, con los pendientes de la vida personal y que a veces, los días pueden convertirse en una pesada y aburrida repetición de actividades y pendientes, que no terminan y que se repiten una y otra vez. En México, le llamamos “Se me juntó la lavada con la planchada” ¿Te ha pasado?

Bueno, pues a mí sí, y una de las soluciones más efectivas que he encontrado es agendar diariamente un break para jugar con mi creatividad.

Foto de Alena Koval en Pexels

Eso me ayuda a soltar por un momento los pendientes diarios y concentrarme en algo completamente diferente, que me da placer, me da una rica sensación de progreso, me divierte y en muchos casos me lleva a aprender algo nuevo del mundo o de mí.

Una vez terminado el break creativo, puedo retomar mis pendientes, más ligero, con una mejor actitud, con más energía y una perspectiva renovada.

Ahora, vamos con el cómo lo hago.

Puedes seguir los pasos idéntico a como los hago, o puedes (de preferencia) adaptarlos a tu estilo de organización y a tus necesidades:

UNO. No le pongo una hora específica, para mantener el asunto flexible, pero si a ti te funciona agendar una hora determinada, adelante por favor.

DOS. Tiempo. A veces con 5 minutos es suficiente para mí, pero creo que 15 minutos funcionan muy bien como medida de base y de ahí puede aumentar a media hora o 1 hora, dependiendo de tu agenda. Así que haz pruebas y ve qué te funciona mejor.

TRES. Mantenlo simple, no trates de hacer un pintura al óleo en 5 minutos o de escribir un capítulo de una novela. Haz algo como dibujar un poco, garabatear en una libreta o app de dibujo, toma unas fotos con tu teléfono y juega con los filtros, escribe lo primero que te venga a la mente y luego ilústralo con un garabato, haz un dinosaurio con Play Doh o juega con unos Legos y arma lo primero que se te ocurra. Explora y diviértete.

Queremos que sea espontáneo el asunto, pero si te funciona preparar los materiales y el tema con antelación, hazlo.

CUATRO. No juzgues tu creación, sólo disfruta el proceso de crear y listo. No importa si se ve raro el resultado de tu juego creativo, tampoco importa si a tu pareja, mamá, amigos o compañeros de trabajo no les gusta o les parece extraño lo que hiciste.

Recuerda, es para ti, no para los demás. 🙂

Prueba esta idea por un par de semanas, ve cómo te sientes y haz los ajustes que consideres necesarios.

Si gustas, me puedes compartir alguna de tus creaciones a mi correo nadamasjuan@gmail.com o en los comentarios de este Blog.

En caso de que necesites un poco de inspiración aquí te dejo un episodio de mi podcast donde platico sobre el trabajo del pintor, grabador y escenógrafo: David Hockney.

Y por acá te dejo otro episodio de mi podcast donde platico un poco sobre el estrés y cómo manejarlo para que no sea la fuerza que domina nuestras vidas.

Eso es todo, gracias por leer y hasta pronto.

06. David Hockney.

Aquí puedes ver la selección de pinturas hechas en Ipad.

Acá puedes ver sus pinturas al óleo.

Aquí está el enlace para ver algunos de sus sketchbooks.

Y acá puedes ver sus “Joiners”

Y por acá dejo unas imágenes que me encontré en Instagram con algunas citas de David Hockney.

Y listo, nos leemos pronto.

Juan.