Silencio Mágico

Cuando medito, entro al silencio mágico de mi interior.

Es mágico porque en ese silencio me relajo, me quedo en el momento presente, me transformo y transformo lo vivido en aprendizaje.

¿Por qué digo que me transformo? Porque paso de poner la mayor parte de mi atención al mundo físico a ponerla en mi mundo interno.

Paso de estar resolviendo cosas, terminando pendientes y administrando actividades, a sólo estar presente percibiendo y contemplando aquello que surge en mi mente.

Y es en ese contemplar donde puedo observar lo vivido desde diferentes perspectivas, darle otro significado y decidir cómo lo integro a mi experiencia de vida.

Si tienes oportunidad y curiosidad, prueba a meditar, sólo a estar y a contemplar lo que surge en tu mente y dejarlo pasar, requiere práctica, pero el resultado creo que lo vale mucho.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

La edad

La edad, creo yo, puede ser muchas cosas: sólo un número, un lastre, un obstáculo, sólo parte de la vida y lo todo lo que se te pueda ocurrir.

Para mí no importa si A dice que los cuarentas son los nuevos treintas, y tampoco importa si B desmiente a A.

Lo que realmente me importa es con qué mente (mente de caos, mente llena de juicios o miedos, mente ecuánime y en paz) abordo el asunto y qué tanto cuido de mi estuche físico ahora que requiere mantenimiento más fino.

Son mis decisiones las que van a determinar cómo vivo el proceso natural de envejecer, y la manera en cómo envejezco.

De entrada, quiero hacerlo con mucho humor y con una mente ecuánime, y ya que estamos en ello, quiero incluir algunas fuentes de inspiración como Frank Grillo, Chris Spealler y Derek Sivers.

¿Tú tienes fuentes de inspiración para tu vejez? Me gustaría conocerlas.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

De Superhéroes y familia

Para mí, los superhéroes no deberían de tener hijos o casarse o tener pareja, porque eso ya lo conocemos.

Sí, muchas personas podrían decir que esas situaciones hacen al superhéroe más cercano o más humano, pero para mí, lo hacen más aburrido.

No me interesan las historias de situaciones que ya conozco.

Me gustan las historias donde los personajes hacen algo completamente diferente a lo que hacen los humanos a mi alrededor.

Por eso cuando era un niño me sentí fascinado por Batman con sus juguetes y su entrenamiento, por Superman y su origen extraterrestre o por Thor y el mundo de los dioses…hasta que los tres tuvieron pareja y/o hijos.

Me pasa igual cuando pienso en el Buda o en algún maestro espiritual o mentor, su vida personal me interesa mucho menos que sus herramientas de vida.

Me interesa lo que los hace diferentes al resto de los humanos, porque me sobran referencias de personas que tengan pareja o que tengan hijos, y quiero más referencias de personas que se atrevan a vivir de maneras diferentes y ¿por qué no? A vivir de manera extraordinaria.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Notas Sobre Movimiento

Notas de movimiento, pensando sobre las ideas de @portal.ido y de @thenaturallifestylist

Me resulta muy interesante el concepto de “humano en zoológico” en el cual las jaulas son nuestras propias casas, oficinas, gimnasios, muebles, autos y finalmente, nuestra manera de pensar sobre nuestro cuerpo.

Versus el concepto de “humano en movimiento” en el cual se busca integrar en nuestro día a día diversos movimientos naturales, como empujar, jalar, agacharse en squat, levantarse despacio y en control del cuerpo el movimiento.

Otra idea poderosa: Nuestro cuerpo fue diseñado para moverse diario y de diferentes maneras, no sólo los fines de semana.

Mucho por explorar y mucho por aprender.

Agradecer las enseñanzas

Hay dos maneras de agradecer las enseñanzas de alguien:

La primera es poniéndolas en práctica y la segunda es compartiéndolas con otras personas.

Y ambas maneras tienen una recompensa extra: haces que la persona viva en tu corazón y que pueda trascender su existencia física.

Cuando no pones en práctica tu conocimiento y tampoco lo compartes, se llena de polvo, lo cubre el olvido y se convierte en un libro que tienes de adorno en tu repisa, se ve cool y lo puedes presumir, pero nada más.

Es una apariencia hueca, un espejo cubierto con una sábana.

Ahora poner en práctica algo, verdaderamente ponerlo en práctica, significa vivirlo hasta que se convierta en segunda naturaliza, no se trata de sólo ser capaz de recitarlo.

Y enseñar algo, no es sólo compartir listas o links, es compartir herramientas para que la otra persona verdaderamente pueda aprender.

Bob Proctor, es un ejemplo de persona que vivió lo que enseñó, y que mantuvo vivos a sus maestros a través de su propia vida, además, inspiró a muchas personas a hacer lo mismo, entre ellas yo.

Gracias querido maestro, sé que vivirás muchos corazones.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.