La edad

La edad, creo yo, puede ser muchas cosas: sólo un número, un lastre, un obstáculo, sólo parte de la vida y lo todo lo que se te pueda ocurrir.

Para mí no importa si A dice que los cuarentas son los nuevos treintas, y tampoco importa si B desmiente a A.

Lo que realmente me importa es con qué mente (mente de caos, mente llena de juicios o miedos, mente ecuánime y en paz) abordo el asunto y qué tanto cuido de mi estuche físico ahora que requiere mantenimiento más fino.

Son mis decisiones las que van a determinar cómo vivo el proceso natural de envejecer, y la manera en cómo envejezco.

De entrada, quiero hacerlo con mucho humor y con una mente ecuánime, y ya que estamos en ello, quiero incluir algunas fuentes de inspiración como Frank Grillo, Chris Spealler y Derek Sivers.

¿Tú tienes fuentes de inspiración para tu vejez? Me gustaría conocerlas.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: