Prioridades en la vida


Cuando era un joven de 12 o 13 años, decidí tener poner en orden mis prioridades en la vida, más o menos cada 6 meses reviso esa lista, y a lo largo de los años, 3 prioridades se han mantenido intactas:

UNO. Morir en paz, sin importar si muero teniendo sexo o comiendo tacos o aplastado en un sismo. ¿Cómo es eso? Simple, haciendo que el estado de paz, ecuanimidad y atención plena sea el estado habitual y automático de mi mente.

DOS. Vivir plenamente cada uno de los días que me quedan en la tierra, como si supiera con certeza, que ese día es el último día de mi viaje antes de colgar los tennis.

TRES. Ser menos una chinga para los seres a mi alrededor y más una bendición, o ya mímimo, una ayudadita en caso de ser necesario.

Esas son las metas que más me importan, sí, el dinero es importante y muy necesario, sí la carrera profesional y el networking también, sí, un plan de retiro y cuidar de mi salud también, pero las 3 metas que mencioné arriba, son de mi absoluto top 5, junto con 2 metas de papá satélite.

Metas que tal vez platicaré en otra entrada, o tal vez no.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: