Viaje de introspección…suavecito

Estoy comenzando un viaje de introspección y autoconocimiento, usando micro dosis de Psilocibina, que es la sustancia activa-alucinógena de los hongos de cabecita roja.

Sí, como los de David el gnomo y los Pitufos.

No es la primera vez que uso un aliado para abrir una puerta en mi mente, en la ocasión anterior -hace vaaarios años ya- comí Peyote, también conocido como Mezcalito y la experiencia fue una chulada. Gracias brother.

Regresemos a la Psilocibina.

Decidí usar las micro dosis por varias razones:

  1. No quiero un viaje visual de varias horas y quiero seguir funcionando, estoy en un momento muy ocupado de mi vida, con trabajo, proyectos, retos de salud, mudanza y crecimiento personal
  2. Tim Ferriss ha estado investigando y financiando el uso terapéutico de las micro dosis de psicodélicos con una alta tasa de éxito, no recuerdo el número ahora, pero lo puedes buscar en Google. Me dió curiosidad, porque Tim no da paso sin huarache, como decimos en México.
  3. Mi intuición llevaba varios meses diciéndome que necesitamos uno o varios aliados para pasar a nuestro siguiente nivel como ser espiritual y como persona, así que decidí hacerle caso, y los aliados llegaron en la forma de una amiga -gracias Dariane- y de la Psilocibina
  4. Las entrevistas y conferencias de Graham Hancock, que he escuchado a lo largo de los últimos 4 años me han tenido intrigado sobre lo que la Psilocibina le puede hacer a la mente humana, para bien, claro. Aquí te dejo una probadita de esas entrevistas.

Ahora los efectos:

Desde el día uno -hoy es el cuatro- he tenido sueños más intensos y claros, y puedo desmenuzar con más facilidad el aprendizaje que traen.

Mi capacidad de charlar conmigo mismo a lo largo del día ha aumentado como un 25 % y mi paz interior y alegría en general tienen nuevo nivel de estabilidad y «power» que se siente muy bien.

Y la consciencia de que este mundo al que llamamos «mundo real», es como un videojuego (con todo lo que conlleva) se está acomodando cada día más y mejor.

Estoy más que seguro, de que la Psilolicibina fue el aliado correcto.

En otra entrada platicaré de cómo termina el asunto, me faltan 26 días de micro dosis.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: