El perdón es para uno mismo, para liberarse del dolor que uno carga

Sí, por contraintuitivo que parezca, cuando uno perdona, es uno el que se libera de toda la energía emocional que lleva uno cargando.

Yo creo que realmente no le damos nada a la otra persona, aunque en los países con formación judeocristiana nos hagan pensar lo contrario.

Piensa en la última vez que perdonaste a alguien, la primer persona en experimentar todos los beneficios de ese cambio de actitud y perspectiva, fuiste tú.

Ya después puedes decirle a la persona que la perdonas, o puedes no, pero el efecto en ti, ya sucedió.

Piénsalo, y si quieres poner a prueba esta idea, perdona a alguien que has estado cargando en el corazón, tal vez te sientas muy bien al hacerlo.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o dibujo, o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación).Aquí está el enlace.

Una vez a la semana envío un correo con el contenido que hago para este blog. Suscríbete aquí. Puedes darte de baja cuando quieras, sin preguntas ni alboroto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: