Hacer oración y meditar

Para mí, hacer oración o rezar es hablar con el Gran Espíritu.* Y meditar es escuchar lo dice.

Con el tiempo las dos se combinaron dentro de mí, y el resultado fue un sabroso diálogo meditativo con el Universo.

Sobra decir que he encontrado un montón de respuestas dentro de ese proceso y que he crecido mucho como persona como resultado de cultivarlo.

¿Has vivido un proceso parecido? ¿Cómo ha sido para ti?

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o dibujo, o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación).Aquí está el enlace.

Una vez a la semana envío un correo con el contenido que hago para este blog. Suscríbete aquí. Puedes darte de baja cuando quieras, sin preguntas ni alboroto.

*Es la Fuente, el Tao, el Universo, el Wakantanka, algunas personas lo llaman Dios, pero nada que ver con el dios católico o judeocristiano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: