El último día

Sin ánimo de ser dramático, hoy podría ser mi último día en la Tierra, por el mero hecho de tener un cuerpo humano y de tener la plena certeza de que un día lo voy a dejar atrás.

Por eso, decido vivir hoy:

Feliz, agradecido, con muy buen humor, con gozo, en atención plena, sin juzgar a otras personas, viendo a todos los seres con amor, compasión y empatía, disfrutando cada respiración, cada correo electrónico que escribo, disfrutando cocinar y lavar los trastes, disfrutando limpiar mi casa, sin desear estar en otro momento que no sea este, con el corazón sin enojo, sin apego, sin rechazo, sin avidez, abrazando mi sabiduría, aprendiendo de todo y de todos, con disciplina, valor y sin miedo.

Decido vivir en mi mejor yo, para mí y para los seres a mi alrededor.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o dibujo, o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación).Aquí está el enlace.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: