30 años como Budista: Parte o2

En estos 30 años he vivido y visto suceder un montón de cosas en lo que llamo «El Mundo Budista»:

Escribí sobre Buddharma durante unos 3 o 4 años y lo enseñé por otros tantos años.

He visto cómo el budismo ha florecido en México. Hablar con alguien sobre el desapego budista o de meditación, mientras tomabas una taza de café o escuchar a alguien hablando de ello en el supermercado era algo rarísimo, hoy es bastante común.

Me tocó ver a un querido amigo ordenarse monje zen y dirigir su propia Sangha. 😀

He visto a maestros budistas enfrentarse a sus propios demonios, meter la pata y aprender de ello, como por ejemplo: maestros que se acuestan con sus alumnas o que agarran la fiesta durísimo y perjudican su salud.

También he visto cómo la filosofía budista ha ayudado en el tratamiento de personas con adicciones, llegando a crearse todo un movimiento en Estados Unidos, llamado «Refuge Recovery».

Junto con Danny Yerna fui parte de un pequeño movimiento en la CDMX de rebeldes-tatuados que decidimos compartir un camino espiritual, inspirados por los Dharma Punx.

Vi el nacimiento de «Dharma Para La Ciudad», proyecto de Budismo laico que eché a andar con otros practicantes del Buddhadharma que también buscaban compartir su experiencia de vida con las enseñanzas del Budda.

Por cierto, estamos cocinando el regreso de ese proyecto, pronto te platicaré más de ello. Mientras tanto puedes leer a mis cómplices en sus propios proyectos y espacios digitales: Sonia, en blogylana.com, a Morelos en chocobuda.com, y finalmente a Alfonso en thekamikazen,

He visto también, cómo ahora abundan los memes y las publicaciones de instagram y redes sociales con citas atribuidas al Buda, y que son de Abraham Lincoln o de Sócrates. XD

Y finalmente he visto al Mundo Budista convertirse en parte de la cultura Pop Mundial, con velitas aromáticas del Buda, tesitos con un Buda en la caja, grafittis de Buda y hasta calcetines de Buda.

Lo cual tiene su lado positivo y su lado negativo, como todo en este mundo y según desde donde se mire.

Han sido 30 años de mucho crecimiento personal y de mucho crecimiento como colectivo.

Qué afortunado de haberlos vivido. 🙂

Gracias por leer.

Juan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s