No estás atorada o atorado donde estás ahora, a menos que tú decidas que así es.

Aplica de manera directa a los estados mentales y emocionales que todas y todos atravesamos a lo largo de nuestra vida.

Siempre está disponible para nosotros la opción de considerar un punto de vista diferente para trascender aquello que estamos enfrentando, de la misma manera que siempre está disponible la opción de redefinir (para nosotros) las circunstancias que tenemos a nuestro alrededor.

Se trata de recordar que nada en este mundo es permanente, mucho menos cuando estamos tratando con nuestros propios pensamientos y emociones.

Se trata también de decidir que eso que estás viviendo ahora, ya sea un enojo, una tristeza profunda, o frustración, no va a ser tu lugar común y que no te vas a instalar ahí por tiempo indefinido.

Puede que no te funcione al primer intento, pero después de 3 o 4 intentos, será mucho más sencillo lograr ese cambio en tu punto de vista.

Recuerda, tu mente, mi mente y la de todos los humanos, es como un músculo que puede ser entrenado, con la disciplina y las herramientas adecuadas puedes lograr resultados sorprendentes tal y como cuando una persona comienza a entrenar su cuerpo con diligencia y disciplina.

Muchas personas hacen “rolling eyes” cada vez que escuchan o leen la palabra disciplina, como si fuera una enfermedad horrible o un método de tortura, y puede sentirse así si tienes una mente floja y poco entrenada, pero si tienes la firme determinación de cambiar tu estado actual y te aplicas en ello, la disciplina deja de ser un problema.

También sé que muchas personas van a tomar esto como “pensamiento positivo” y a pensar que es inútil, la cosa es que no es pensamiento positivo, se trata más bien de usar a nuestro favor las enormes capacidades de la mente que todos tenemos y que regularmente funciona en piloto automático y hace lo que se le pega la gana.

Así que a entrenar la propia mente y no rendirse.

Piensa en ti como un boxeador que está teniendo sesiones de práctica de sparring con otro boxeador (la mente sin entrenar) que es mucho mejor que él, al inicio van a ser sesiones muy difíciles, pero con la práctica constante, el boxeador de nuestro ejemplo será cada vez mejor al enfrentarse al otro boxeador, incluso llegará el momento en que nuestro boxeador será un experto en el asunto.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Collages de Octubre

Desde hace algunas semanas noté que extrañaba trabajar una ilustración o un diseño usando fotografías, así que decidí tomar algunas con mi teléfono y hacer una serie de collages cuadrados, usando Procreate en un Ipad.

Como dibujante considero muy importante poner atención y atender los deseos creativos que van surgiendo, sobre todo cuando no están relacionados directamente con dibujar, porque siempre enriquecen y aportan algo inesperado a mi práctica de dibujo.

En este caso, todavía no sé cómo estos collages van a enriquecer mi dibujo, seguramente en las semanas que vienen me daré cuenta, y por cierto, esa parte del proceso, el darme cuenta como un proyecto secundario enriquece mi dibujo, me gusta y me emociona mucho.

Es como conectar los puntos de una constelación que voy creando.

Basta de palabras por ahora, aquí están mis primeros (seguro haré más) collages de octubre.

Gracias por leer.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Licuadora espiritual

Mi forma de ver el mundo/universo es un mix de lo que el Buda enseñó, con una parte de Budismo Tibetano, un fuerte toque de Budismo Zen, mucho Taoísmo, una cama de la sabiduría de los Nativos Americanos y los Chamanes Mexicanos, con una pizca de artes marciales y boxeo.

Para mí, esa mezcla me da todo el marco de referencia que necesito, sobre todo el Dharma, lo que el Buda enseñó, es mi brújula para la vida.

Cualquier situación de mi vida, la vivo y resuelvo con las herramientas que el Buda enseñó.

No necesito hacer una constelación familiar, no necesito una sesión de ayuahuasca o del psicotrópico de moda, tampoco necesito ascender a quinta dimensión, ni tampoco necesito canalizar a un arcángel para encontrar mi rumbo en la vida y en el universo.

TODAS las situaciones de mi vida las puedo resolver viviendo el Noble Camino Óctuple.

Además, todos los días de mi vida incluyen una sesión de Zazen, particularmente de Shikantaza, una sesión de meditación de amor bondadoso, una sesión de co creación y una sesión de Chi Kung con Tai chi, sumada a una sesión de entrenamiento físico fuerte.

Y ya, listo, mi vida está resuelta. En serio, no necesito el psicotrópico de moda o la terapia de moda para resolver mis rollos.

Esto no quiere decir que estoy cerrado a aprender nuevas herramientas y a conocer nuevas formas de ver la vida, sólo quiere decir que ya sé qué es lo que me funciona, y estoy abierto a añadir nuevo conocimiento y nuevas perspectivas, pero los cimientos o la base de mi viaje en la tierra es el Dharma.

Mi intención con esta entrada es recordarte que no tienes que subirte a la moda espiritual más reciente, ni a la terapia de moda, lo que realmente importa es que seas la dueña o el dueño de tu camino espiritual-físico-mental.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

¿Por qué estuve sin escribir aquí un rato?

Advertencia: esta es una entrada súper personal y mafufa.

Hasta hace unas semanas, había dejado en pausa mi camino budista, lo dejé en pausa para poner al servicio de los demás, las herramientas de vida que he aprendido.

Me quité mi marco de referencia budista, para tener un marco de referencia más general y que me acercara más a mis clientes, estudiantes y a mi comunidad online.

Y funcionó durante unos años, pero justo, hace unas semanas, cuando dejé de escribir por acá, sentí de nuevo el llamado del Dharma, fuerte, claro y muy específico, y decidí atenderlo.

Esa decisión fue el último clavo en el ataúd simbólico del coach de vida, y de la persona que fui estos últimos años.

Y entonces, fue complicado encontrar qué escribir, que pudiera ser útil para otras personas, pero que no implicara aprender y aprehender los principios fundacionales del Dharma, que requieren de mucha disciplina y algunos años para ser comprendidos y vividos.

Así que decidí escribir para mí.

Y una muestra es esta entrada.

Dicho todo eso, seguiré escribiendo por acá, pero como voy a escribir más para mí que para ti, te pido que si hay algún tema que quieras que aborde, me lo propongas por correo o en mis redes sociales, no te aseguro que lo voy a tocar, pero sí te prometo que lo consideraré, para que este espacio pueda ser útil para los posibles lectores, que como tú, dedican parte de su tiempo a leer lo que escribo.

Ahora, sí lo que escriba, con mi perspectiva budista-taoísta-guerrera pacífica te funciona, haz caso omiso de todo lo anterior. 🙂

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

No te puedes sentir sola o solo si te gusta la persona con quien estás en soledad

¡Uf!…hace ya varias semanas que no escribo por acá, esto se debe a que había estado dándole vueltas a la pregunta ¿qué escribo ahora?.

Decidí responderla echando mano de una lista de temas sobre los que me gustaría escribir, que por cierto, esa lista está escrita justo para momentos como éste.

En otro post platicaré sobre lo que detonó la crisis sobre qué escribir.

Ahora, al tema de hoy.

Pues sí, si la persona con la que estás en soledad (tú mismo) te gusta y te la pasas bien con ella, la soledad no representa mayor problema.

Los problemas surgen cuando no conoces bien a esa persona, cuando no la aceptas y amas tal y como es, cuando no la entiendes como un proceso de cambio y crecimiento continuos, y cuando no tienes las herramientas para conocer mejor a esa persona , aprender a amarla y nutrirla en todos los sentidos.

Si quieres que la soledad no sea un problema para ti, te sugiero que inviertas tiempo en conocerte, en mantener conversaciones útiles e interesantes contigo mismo, en aceptarte tal y como eres y en desarrollarte como persona integral, no sólo como humano que consume, tal vez se reproduce y seguramente muere.

Claro, a lo mejor necesitarás tomar terapia, y muy seguramente necesitarás tener conversaciones incómodas contigo y con personas que amas y que son cercanas a ti, y no va a ser algo que logres de la noche a la mañana y por supuesto que te va dar miedo y flojera hacerlo, pero vale cada minuto de esfuerzo que pongas en ello.

Por cierto, sentarte a meditar un ratito todos los días, te puede ayudar a conocerte mejor, las técnicas de meditación e instrucciones del budismo tibetano y del budismo zen a mi me han resultado muy útiles, tal vez te puedan servir a ti.

En éste enlace puedes escuchar las meditaciones que he aprendido a lo largo de mi vida y que uso con regularidad, todas me han funcionado muy bien para entenderme mejor y entender mejor mi relación con el universo a mi alrededor, espero hagan lo mismo contigo.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Inktober 2021, los primeros cinco

Hace varios años cuando participé en mi primer #Inkober pensé que el reto era dibujar durante cada día de Octubre, algo de halloween, o con temática de terror y oscura, en su momento no pensé que el reto fuera sólo hacer un dibujo a tinta cada día.

No lo pensé, porque para mí era y es un hábito hacer un dibujo (o varios más) al día, pero justo en ese Inktober entendí que era un reto para dibujantes con poca experiencia o para personas que simplemente no dibujan diario, y quieren hacerse el hábito de hacerlo.

Este año, decidí regresa al #Inktober y aportar un poco al universo dibujístico, compartiendo como voy a abordar el asunto este año.

Aquí voy:

  1. Mis materiales serán plumón negro y plumones de colores (finalmente son “ink”, es decir tinta)
  2. No voy a hacer una lista para todo el mes, iré haciendo una lista semanal, con diferentes ideas para dibujar.
  3. No voy a bocetar a lápiz, dibujaré directo a tinta, te invito a que pruebes también, y disfrutes la sensación de fluir libre con la tinta sobre el papel sin preocuparte por la precisión o perfección de tu dibujo, es decir, sin juzgar tu dibujo.

    A menos claro, que planees venderlo o que sea parte de un proyecto que deba de tener cierta calidad o acabado.
  4. No es necesario publicar diario los dibujos, es opcional, pero SÍ es necesario dibujar diario.

Y aquí es mi lista para los primeros 7 días:

  1. Árbol
  2. Buda de la Compasión (Chenrezig)
  3. Flores con pétalos apretados
  4. Flores con pétalos más sueltos
  5. 2 árboles juntos.
  6. Hombre elegante (onda inglés) con sombrero de copa
  7. Morticia Addams

Yo creo que con esas reglas es suficiente, quiero mantener el asunto muy simple, para enfocarme mayormente en dibujar y disfrutar.

En unos días publicaré la lista de temas para mis siguientes 7 dibujos.

Finalmente, aquí están mis primeros cinco dibujos para este #Inktober2021.

Gracias por leer.

Lee gratis mi fanzine “Halloween 2021”

Dale clic a la portada para abrir la galería.

Si te gustó el fanzine, aquí lo puedes comprar en PDF.

Hice una edición física muy limitada de estos fanzines.

Puedes ver fotos aquí, si te interesa adquirir un ejemplar mándame un correo.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Juan.

Halloween 2021

Cuando era adolescente decidí que quería dibujar y hacer mis propios cómics. Y lo hice durante un tiempo, incluso me publicaron un par de cómics dos editoriales de la ciudad de Los Ángeles, California, en Estados Unidos.

Me gustó mucho esa etapa de mi vida y de mi carrera como dibujante/creativo…sin embargo, hubo una cosa que me quedé con ganas de hacer:

Editar un cómic en forma de fanzine, es decir, no hacer todo el show de preparar los archivos para la impresión en offset e invertir miles de pesos en un tiraje de 500 o 1000 ejemplares, con el almacenaje y todo lo que conlleva, en su lugar, siempre quise probar a armar un original mecánico, ir a la fotocopiadora de la esquina, hacer 10 o 20 juegos, imprimir 10 o 20 portadas a color, engraparlo y listo.

Bueno, pues decidí hacerlo ahora que tuve un poco de tiempo libre y que tengo mi súper engrapadora de fanzines. 🤩🤘🏾

Este fanzine tiene 3 historias de terror (leve nada muy darks), es tamaño media carta y es una edición ultra limitada, sólo hay 5 ejemplares y cuestan $65 pesitos mexicanos cada uno, el envío se paga a parte o puedes recogerlo por el centro de Coyoacán. 🙂

Mándame un correo si te interesa comprar un fanzine.

Gracias por leer.

Edición Limitada

¡Uff! Hace varios años ya que no sentía la alegría, emoción y expectativa de recibir de la imprenta una obra mía impresa…¡Wow! Debo confesar que sí lo extrañaba un poco.

En la foto están los prints de tres ilustraciones mías, recién llegados de la imprenta, me gustaron mucho, mucho.

Es la primera vez que trabajo con las personas de Analógica Estudio y todo el proceso fue una chulada.🤩

Ok, los prints. Son tamaño carta, impresos sobre papel Fabriano de 240 gr (delicia de papel) y claro, están a la venta.

Cuestan $120 pesos mexicanos cada uno (el envío es aparte) por el momento los puedes comprar conmigo directamente, mándame un mail si estás interesada o interesado, y <fanfarrias> Los puedes comprar también con mis amigos de Simona Café 🤩🤩🤘🏾🤘🏾.

Ve por un cafecito o un chocolate artesanal y pregunta por los prints de Juan Silva. 🙂

Más prints y proyectos nuevos, en el futuro cercano.

Nos leemos pronto.

Cuando juzgo a una persona, no la estoy definiendo, me estoy definiendo a mi.

Por extraño que pueda sonar creo que es así. Me explico.

Cuando juzgo a una persona y le pongo una etiqueta como tonto o tonta, o como grosera o grosero y como cualquier etiqueta que se te ocurra, lo que está sucediendo es que estoy cerrando mi mente, la estoy limitando a un sólo punto de vista para percibir a la persona que juzgo.

Y en ese proceso, al cerrar o limitar la capacidad de percepción de mi mente, me defino a mí, como alguien que sólo tiene una manera de percibir las cosas, alguien que ve las cosas sólo en blanco o negro, sin poder apreciar los matices que todo en la vida tiene, y sobre todo sin tomar en cuenta que la persona no es intrínsecamente buena o mala, o la etiqueta que sea que esté usando, la persona es un proceso dinámico en constante cambio.

Alguien a quién yo puedo catalogar como racista, también puede aparecer como una persona inclusiva a los ojos de otra persona, porque su percepción es distinta a la mía.

Aplica igual para etiquetas como tonto o tonta, guapo o guapa, buena persona, mala persona y cualquier otra etiqueta que puedas pensar para una persona.

Esas etiquetas y esos juicios, no definen la persona, si acaso, describen una faceta de ella, pero no la totalidad de quién es, y no puedo dejar que determinen o limiten mi percepción de esa persona.

¿Por qué no?

Porque una de mis metas más importantes es mantener una mente abierta, flexible y amorosa, todos los días que esté yo en la Tierra.

¿Por qué mantener ese tipo de mente? En mi caso, porque he comprobado una y otra vez, que una mente cerrada y llena de juicios sólo me trae enojos, frustraciones, problemas con otras personas y hace mi vida más difícil de vivir, es como agregarle varias capas de sufrimiento a las circunstancias y personas que de por sí ya son difíciles para mí.

Y no, antes de que lo pienses, no se trata de ser pendejo, se trata de no cultivar una mente que juzga, se cierra, se solidifica y se enoja, se trata de tener una mente abierta, atenta, flexible, y que todo el tiempo está aprendiendo, sin ser el tapete de nadie.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Todo es una oportunidad o un obstáculo.

Todo depende de cómo lo vea o etiquete.

Esto no es sólo una afirmación bonita o de hippie new age, es más una forma de ver las cosas.

Cuando algo sucede, tengo la capacidad y la oportunidad de elegir cómo etiqueto eso que sucede, puedo etiquetarlo desde mi modo víctima o puedo etiquetarlo desde cualquier otro modo que yo quiera.

No está mal que yo etiquete una situación como un obstáculo, tampoco está bien, lo que es realmente importante, es que esté consciente de lo que significa para mí la etiqueta de obstáculo.

Me explico, si estoy acostumbrado a ver los obstáculos como algo que siempre puedo superar y aprender de ello, entonces usar esa etiqueta para los eventos y circunstancias en mi vida me va a ser muy útil.

Si por el contrario, estoy acostumbrado a ver los obstáculos como algo que me impide llegar a donde quiero llegar o que me impide obtener aquello que quiero obtener, y me quedo ahí, sin mayor reflexión o aprendizaje, entonces la etiqueta de obstáculo no me está siendo muy útil.

Se trata de hacerme consciente de las designaciones o etiquetas que uso y de preguntarme si me están siendo útiles así como están o si valdría la pena actualizarlas, como si se tratase de un sistema operativo.

Lo mismo puedes hacer tú con las etiquetas/designaciones que estés usando en tu vida.

Te invito a que hagas la prueba y veas cómo te sientes con tus nuevas etiquetas.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Como las demás personas te tratan es su karma, como reaccionas tú es el tuyo.

Karma significa “Acción”, y hasta donde tengo entendido, no es una fuerza policial del universo que lleva un conteo de las buenas acciones y de las malas.

En ese entendido, toda acción, genera una reacción en sentido contrario, dicho de otro modo, todas mis acciones generan reacciones o consecuencias que regresan a mí.

Entonces, como los demás te tratan, en efecto es su karma, son sus acciones y ellos vivirán las consecuencias (reacciones) de sus acciones, mientras que tú, vivirás las consecuencias de las tuyas.

Así que si alguien te trata mal, 100% seguro será tratada o tratado mal (a veces por sí mismo) en el futuro cercano, sin que tú debas de hacer nada al respecto.

Creo yo, que lo mejor es NO reaccionar a las acciones negativas de los demás con más acciones negativas, de esta manera, uno evita consecuencias negativas para uno y hace que se rompa el círculo de: tú me haces, yo te hago, me vuelves a hacer, te vuelvo a hacer, y así al infinito, generando puras consecuencias negativas para todos.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.