Reflexiones

La vida “en pedacitos”

En una entrada del blog de Austin Kleon, leí que una vida en la que los episodios están divididos en pequeños pedacitos “más masticables” es una vida bien diseñada y sostenible.

Imagina que vives tu vida de nuevo, pero en bloques que no están divididos en pequeños pedacitos, sino en grandes bloques de eventos que pertenecen a una misma categoría, duermes por 30 años, te sientas en la taza del baño por 5 años o durante 7 meses lo único que haces es tener sexo.

Interesante ¿verdad?

Llevando el tema a mi propia vida, no me gusta trabajar 8 o 9 horas continuas sin levantarme de la silla en varios momentos para estirarme, me gusta dividir el trabajo en bloques más pequeños y más manejables.

A la semana medio unos 210 minutos, que por supuesto que no me gustaría hacerlos de un tirón.

Lo mismo sucede con el tiempo que otras actividades de mi día a día, como cocinar, dormir o dibujar.

Creo que cada uno de nosotros podemos decidir tener una vida variada y rica, dividida en bloques pequeños y manejables en la medida de nuestras posibilidades.

En vez de, por ejemplo, pasar el fin de semana entero sólo viendo series, para mí es mucho más sano y divertido dedicar tiempo a salir a caminar a un parque, a leer un libro, a conversar con alguien a quien aprecio, a escuchar música, a hacer un poco de ejercicio y a tomar una siesta.

De esa manera siento que aproveché mejor mi tiempo, y no, no se trata de llenar de cosas el día sólo por avidez, apego o adicción, se trata de darle matices y variedad a la propia vida, dejando espacio para sólo respirar y contemplar el techo.

-Juan

Estándar