Un guerrero pacífico

Estas frases se las tomé prestadas a la película “Peaceful Warrior” basada en libro “Way of the Peaceful Warrior” de Dan Millman.

Las uso como recordatorio para volver al momento presente cada vez que me descubro paseando en el pasado o en el futuro, también las uso para “calmar mis aguas mentales” a la hora de sentarme a meditar.

Para mí son un poderoso recordatorio de que no somos nuestros pensamientos, ni nuestras emociones, ni somos nuestros cuerpos, ni nuestros trabajos, ni nuestras carreras universitarias, dicho más simple: somos consciencia pura, teniendo una experiencia humana MOMENTO A MOMENTO.

Y podemos ponerle atención a esa hermosa experiencia o podemos dejar que se nos escape entre los dedos, como agua que se escurre.

Gracias por leer

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

Poema / Plegaria

Foto de Josh Hild en Pexels

En Diciembre de 2021, participé en un retiro budista, impartido por Tony Karam, director de Casa Tibet; durante el retiro nos compartió esta plegaria hebrea que me pareció hermosa y desde esa fecha, la he traído muy presente.

Me parece una lista de maravillosos deseos y a la vez, una hermosa lista de recordatorios personales, para vivirlos todos los días.

Espero te guste y que ilumine tu corazón y tus días, como lo ha hecho conmigo.

“Que tus despertares te despierten. Y que al despertarte, el día que comienza te entusiasme.
Y que jamás se transformen en rutinarios los rayos del Sol que se filtran por tu ventana en cada nuevo amanecer.
Y que tengas la lucidez de concentrarte y de rescatar lo más positivo de cada persona que se cruce en tu camino.
Y que no te olvides de saborear la comida, detenidamente, aunque “sólo” se trate de pan y agua.
Y que encuentres algún momento durante el día, aunque sea corto y breve, para agradecer por el milagro de la salud, ese misterioso y fantástico equilibrio interno.
Y que logres expresar el amor que sientes por tus seres queridos.
Y que tus brazos, abracen. Y que tus besos, besen.
Y que los atardeceres te sorprendan, y que nunca dejen de maravillarte.
Y que llegues cansado y satisfecho al anochecer por la tarea satisfactoria realizada durante el día.
Y que tu sueño sea calmo, reparador y sin sobresaltos.
Y que no confundas tu trabajo con tu vida, ni tampoco el valor de las cosas con su precio.
Y que no te creas más que nadie, porque, solo las personas ignorantes desconocen que no somos más que polvo y ceniza.
Y que no te olvides, ni por un instante, que cada segundo de vida es un regalo, un obsequio, y que, si fuésemos realmente valientes, bailaríamos y cantaríamos de alegría al tomar conciencia de ello. Como un pequeñísimo homenaje al misterio de la vida que nos acoge, nos abraza y nos bendice.
– Antigua plegaria hebrea

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está el enlace.

No es la especie más fuerte la que sobrevive..

…Ni la más inteligente, es la que mejor se adapta al cambio.

Yo creo que esta idea aplica a personas, negocios, instituciones y organizaciones también.

Tomemos la pandemia de COVID 19 como ejemplo:

Los negocios y organizaciones que supieron adaptarse a los cambios que trajo han podido seguir operando o pudieron seguir haciéndolo durante más tiempo que los negocios y organizaciones que fallaron en ello.

Lo mismo con las personas, quienes hemos podido “surfear” todo el asunto de la pandemia sin arrancarnos la cabeza y sin aferrarnos a nuestras previas maneras de hacer las cosas, la hemos pasado un poco (o un mucho) mejor que las personas que se han aferrado a no cambiar.

Creo yo, que para transitar el mundo de hoy sin ser aplastado por el estrés, por las redes sociales, por la economía, por el horario laboral, el tránsito en las calles y los quehaceres en la casa, no tengo que ser el más fuerte, el más guapo o el más brillante, en cambio, tengo que ser flexible y debo aprender a adaptarme a lo que sea que la vida me ponga enfrente.

Y sí, a veces adaptarme puede implicar tener fortaleza, pero no es algo que debo dar por sentado.

Adaptarme no quiere decir aceptar ciegamente, ni tampoco quiere decir ignorar algo con la esperanza de que desaparezca, adaptarme quiere decir:

Pensar y decidir mi postura sobre algo –> Hacer una estrategia –> Ponerla a prueba –> Evaluar los resultados –> Si es necesario hacer a ajustes a la postura y a la estrategia –> Aplicar de nuevo y repetir el ciclo.

Espero te sea útil la idea.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace.

No estás atorada o atorado donde estás ahora, a menos que tú decidas que así es.

Aplica de manera directa a los estados mentales y emocionales que todas y todos atravesamos a lo largo de nuestra vida.

Siempre está disponible para nosotros la opción de considerar un punto de vista diferente para trascender aquello que estamos enfrentando, de la misma manera que siempre está disponible la opción de redefinir (para nosotros) las circunstancias que tenemos a nuestro alrededor.

Se trata de recordar que nada en este mundo es permanente, mucho menos cuando estamos tratando con nuestros propios pensamientos y emociones.

Se trata también de decidir que eso que estás viviendo ahora, ya sea un enojo, una tristeza profunda, o frustración, no va a ser tu lugar común y que no te vas a instalar ahí por tiempo indefinido.

Puede que no te funcione al primer intento, pero después de 3 o 4 intentos, será mucho más sencillo lograr ese cambio en tu punto de vista.

Recuerda, tu mente, mi mente y la de todos los humanos, es como un músculo que puede ser entrenado, con la disciplina y las herramientas adecuadas puedes lograr resultados sorprendentes tal y como cuando una persona comienza a entrenar su cuerpo con diligencia y disciplina.

Muchas personas hacen “rolling eyes” cada vez que escuchan o leen la palabra disciplina, como si fuera una enfermedad horrible o un método de tortura, y puede sentirse así si tienes una mente floja y poco entrenada, pero si tienes la firme determinación de cambiar tu estado actual y te aplicas en ello, la disciplina deja de ser un problema.

También sé que muchas personas van a tomar esto como “pensamiento positivo” y a pensar que es inútil, la cosa es que no es pensamiento positivo, se trata más bien de usar a nuestro favor las enormes capacidades de la mente que todos tenemos y que regularmente funciona en piloto automático y hace lo que se le pega la gana.

Así que a entrenar la propia mente y no rendirse.

Piensa en ti como un boxeador que está teniendo sesiones de práctica de sparring con otro boxeador (la mente sin entrenar) que es mucho mejor que él, al inicio van a ser sesiones muy difíciles, pero con la práctica constante, el boxeador de nuestro ejemplo será cada vez mejor al enfrentarse al otro boxeador, incluso llegará el momento en que nuestro boxeador será un experto en el asunto.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace.

Collages de Octubre

Desde hace algunas semanas noté que extrañaba trabajar una ilustración o un diseño usando fotografías, así que decidí tomar algunas con mi teléfono y hacer una serie de collages cuadrados, usando Procreate en un Ipad.

Como dibujante considero muy importante poner atención y atender los deseos creativos que van surgiendo, sobre todo cuando no están relacionados directamente con dibujar, porque siempre enriquecen y aportan algo inesperado a mi práctica de dibujo.

En este caso, todavía no sé cómo estos collages van a enriquecer mi dibujo, seguramente en las semanas que vienen me daré cuenta, y por cierto, esa parte del proceso, el darme cuenta como un proyecto secundario enriquece mi dibujo, me gusta y me emociona mucho.

Es como conectar los puntos de una constelación que voy creando.

Basta de palabras por ahora, aquí están mis primeros (seguro haré más) collages de octubre.

Gracias por leer.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace, puedes usar tu TDC, tarjeta de débito o cuenta de Paypal.

Cuando cambio mi manera de ver las cosas, las cosas cambian.

Todo lo que percibo es una interpretación que hace mi cerebro de toda la información que recibe.

Por ejemplo, en el universo no existe el color morado o el olor a café, solamente existen en la mente de quien lo percibe, y no, esto no es una idea new age nada más, la física cuántica ha dejado clarísimo este hecho desde hace varios años.

Igual que con el color café o el color morado, que algo sea inaceptable, o que sea una equivocación o que sea un acierto, sólo existe en la mente de quien percibe ese objeto o circunstancia.

Cuando estoy viviendo algo, una situación difícil por ejemplo, puedo decidir verla como un infierno, con toda la incomodidad, estrés y pesadez que eso conlleva, o puedo verla como un reto, al que le pongo atención mientras lo atravieso, y con el cual hasta me divierto un poco mientras lo realizo.

Todo está en las designaciones que mentalmente uso y en cómo decido o no decido sentirme.

Si yo catalogo algo como una experiencia buena o maravillosa, y genuinamente así la veo, 100% seguro me voy a sentir muy bien, mi cerebro va a crear la experiencia química (hormonas, neurotransmisores y demás) para respaldar esa maravilla que estoy percibiendo.

Funciona igual para las cosas que catalogo como negativas.

Las creencias profundas y subconscientes que llevo cargando conmigo, tienen un efecto directo en las cosas que percibo.

Aplica muy bien la idea de: si lo creo, lo veo y lo siento.

Lo más interesante de todo, es que no solamente yo funciono así, tú también aunque no hayas dado cuenta de ello, y tú también puedes entrenar tu mente para que vea las cosas diferentes y te puedas liberar de cargas emocionales innecesarias, prejuicios y límites auto impuestos que ya no te sirven.

Prueba 1 o 2 meses a catalogar diferente una experiencia que vives regularmente y observa cómo te sientes. Seguro te llevarás algunas sorpresas muy agradables.

Gracias por leer.

Si te gusta lo que escribo o te ha resultado útil, por favor considera invitarme un café (hacer una pequeña donación). Aquí está enlace.