Paciencia femenina y constancia masculina.

Afortunadamente el mundo está cambiando y son cada vez más las mujeres que vemos en altos puestos directivos, al frente de equipos de trabajo y alzando su voz para que no sean tratadas como una minoría.

Afortunadamente hay muchos hombres que están sumando su voz a la voz de esas mujeres, pero también hay otros hombres a quienes les está costando mucho trabajo cambiar y hay muchos otros que incluso se pueden sentir atacados o amenazados.

Ante este panorama, creo que es muy sabio y útil que los hombres tengamos un trabajo constante de exploración y expresión de nuestras emociones para lograr un lenguaje y comportamiento respetuoso e inclusivo en todos los momentos de nuestra vida.

Sumado a un compromiso de no permitir que otros hombres a nuestro alrededor repitan los comportamientos que estamos evitando y modificando.

De esta manera nos ayudamos unos a otros a tener éxito y elevamos el estándar de nuestras acciones y comportamiento.

Pero para que esto funcione, necesitamos mucha paciencia del lado de las mujeres, paciencia para darle espacio y confianza a los hombres que están trabajando en cambiar, porque en ese proceso seguro se van a equivocar, y eso es parte de aprender.

Paciencia para que el comportamiento inclusivo de muchas mujeres y hombres contagie a otras mujeres y hombres.

Chicas, no podemos esperar que de la noche a la mañana los hombres pasemos de no expresar nuestras emociones de manera regular y de pensar que somos perfectos a una posición de igualdad y empatía con ustedes.

Eso requiere tiempo, disciplina, paciencia y mucho amor.

Seamos empáticos todas con todas y todos con todos, y démonos el espacio para crecer sin que los errores se vuelvan cruzadas en contra de un género o el otro.

Por lo pronto, me voy a seguir practicando cómo se un mejor hombre porque todavía me falta bastante. 🙂

Gracias por leer.

-J.

Cansado de las redes sociales.

Después de 4 años de jugar el juego de las redes sociales ya estoy muy cansado y aburrido. Así que he decidido quedarme sólo con Twitter.

Tener una sola red social me facilita mucho las cosas a la hora de compartir actualizaciones de mis diferentes proyectos y hobbies: blog, podcast, las páginas de mi diario, mis ilustraciones, los talleres de journaling, las meditaciones guiadas y mis cursos con LinkedIn Learning.

Ésta cuenta de instagram NO va a desaparecer, solamente ya no la voy a actualizar tan seguido.

Mis imágenes de Journaling y mis ilustraciones se mudan a mi página en Tumblr https://bufalojuan.tumblr.com/


Mi blog sigue en WordPress https://bufalojuan.wordpress.com/, voy a continuar con mi podcast Espresso Doble en Spotify, Apple Podcasts y Anchor y las actualizaciones de todo eso las estaré publicando en mi nueva cuenta de Twitter.

Muchas gracias a quienes han seguido mi trabajo a lo largo de los años, espero nos sigamos leyendo.

¿Y de qué estoy cansado y aburrido?

De la infinita avidez que existe en las redes sociales hoy en día, donde para que tu audiencia ponga atención a tu mensaje o anuncio debes de estar publicando contenido que genere “engagement”, que básicamente es contenido hueco, consumible y de chisme, varias veces al día, casi todos los días de la semana.

A mí no me acomoda ese esquema, me desgasta mucho, sobre todo cuando veo como otras cuentas con contenido que no aporta gran cosa tienen una audiencia grande y muy participativa.

Así que por eso, prefiero irme a twitter, donde no tengo que crear un gráfico para cada publicación que hago y donde puedo cómodamente ir publicando todas mis actualizaciones en un sólo lugar desde mi computadora.

Gracias por leer, nos vemos en twitter. 😀

-J.

Monje Zen.

Me encontré este mini documental sobre un hombre que era US Marine (una unidad del ejército de Estados Unidos) y en un momento decisivo de su vida, decidió convertirse en monje zen, que además vive con su familia.

Me gustó mucho su historia y me gustó mucho el ritmo visual que tiene el video.

Además me dió mucha inspiración y energía extra para continuar como practicante de Budismo Zen.

Aquí está el documental, espero lo disfrutes.

-J.