Las 4 Nobles Verdades.

Dukkha:

La vida incluye dolor y sufrimiento físico, emocional y psicológico.

Por ejemplo: separarte de lo que amas te causa pena o sufrimiento, como cuando muere un ser querido o termina una relación, no obtener lo que deseas te causa dolor y obtener lo que deseas y perderlo también te causa dolor, como cuando pierdes un teléfono o un libro.

Existe dolor y sufrimiento por la separación, por el cambio de circunstancias y por estar unido a lo que desprecias, odias o simplemente no te gusta.

Samudaya:

El origen de ese dolor y sufrimiento es el deseo sin control y la ignorancia.

El deseo sin control te lleva a perseguir de manera ansiosa todo aquello que te produce placer, destruyendo con esa búsqueda frenética toda tu felicidad verdadera.

La ignorancia se trata de pensar que la felicidad duradera y verdadera está en el mundo material y en las cosas que te causan placer, también eres ignorante cuando crees que la felicidad verdadera y duradera está en negar todo el mundo material y privarte de todo tipo de placer.

La ignorancia también se manifiesta en tu mente cuando crees que eres tu cuerpo, tus pensamientos y tus emociones y cuando crees que eres un “Yo” constante, que no cambia nunca y que está desconectado de los demás.

Nirodha:

Hay un camino para terminar con el sufrimiento, ese camino es la extinción del deseo y la extinción de la ignorancia.

La extinción del deseo viene con un largo y delicado proceso de estudio, contemplación, evaluación de la realidad, reflexión y meditación. Para esto el Buda enseñó una gran cantidad de prácticas éticas y de ejercicios mentales y espirituales para lograr la extinción adecuada y correcta de tanhá, que es el deseo.

Sin embargo, la palabra clave detrás de la tercera noble verdad no es tanto extinción sino nibbána (nirvana en sánscrito): el estado supremo de extinción total y definitiva de los tres venenos mentales (avaricia, odio, e ignorancia). 

Nibbána, que significa “fuego extinguido”, no es la extinción del ser o la no-existencia: es un estado de liberación suprema donde el ser ya no vuelve a renacer otra vez en samsára. Todo en samsára es perecedero (anicca) y causante de malestar (dukkha), pero más allá de samsára (“la Otra Orilla”, como lo llama el Buda) existe el estado de nibbána, que es no-perecedero y causa de dicha suprema. 

Magga:

El sendero, camino método para liberarte del sufrimiento y del deseo, está disponible para todas las personas, cualquiera puede practicarlo, no necesita permiso de nadie para hacerlo, no necesita ser un místico o un yogui o tener una iniciación ni nada parecido.

Ese camino o método o receta tiene ocho pasos y se llama Noble Octuple Sendero o Camino Triple.

Medita y reflexiona sobre éstas 4 verdades durante unos días o un par de semanas y en otra entrada te voy a platicar del camino para liberarte del sufrimiento.

Te recomiendo leer éste libro, con calma, para que puedas entender más.

🙂

Monje Zen.

Me encontré este mini documental sobre un hombre que era US Marine (una unidad del ejército de Estados Unidos) y en un momento decisivo de su vida, decidió convertirse en monje zen, que además vive con su familia.

Me gustó mucho su historia y me gustó mucho el ritmo visual que tiene el video.

Además me dió mucha inspiración y energía extra para continuar como practicante de Budismo Zen.

Aquí está el documental, espero lo disfrutes.

-J.

Una cuenta interesante.

Hace un par de semanas asistí a una clase de meditación en el Centro Budista de la Ciudad de México en Coyoacán y una de las técnicas que practicamos fue Meditación con Mantras.

Cantamos el mantra de Tara Verde 108 veces.

Al terminar la sesión, ya que iba camino a casa en mi bicicleta, recordé lo que representa el número 108 para algunas tradiciones de Budismo.

Es un juego matemático muy interesante, te invito a hacerlo conmigo.

Saca tu teléfono y abre la calculadora o consigue una calculadora.

Aquí vamos.

Los humanos percibimos el mundo, sus fenómenos y eventos en 3 tiempos: Presente, Pasado y Futuro.

Nuestras percepciones pueden ser agradables, desagradables o neutras. Otro número 3.

3 x 3=9. Mantén ese 9 a la mano.

Para percibir, usamos nuestros 5 sentidos y la mente, que sumados nos dan 6.

9 x 6=54. Mantén ese 54 a la mano.

Todo lo experimentamos a través de nuestro lado femenino y nuestro lado masculino al mismo tiempo, 2 lados de la misma moneda.

54 x 2= 108.

Entonces, tenemos 108 permutaciones para percibir el mundo y los mantas se cantan 108 veces, para depositar la energía y la intención del mantra en cada una de las permutaciones de consciencia que están a nuestro alcance.

Gracias por leer.

-J.