Todo lo que piensas tiene un efecto físico, emocional y energético en ti.

Lo que piensas, en palabras o en imágenes, es energía, son impulsos eléctricos dentro de tu cerebro.

Cuando piensas algo durante cierto tiempo, tu cerebro crea un juego de químicos para que eso que llevas un rato pensando se sienta como real y eso detona una o varias sensaciones y emociones.

Esas emociones y sensaciones a su vez van a afectar lo que piensas, es decir parte de tu energía, vas a pensar con mayor intensidad eso que ya estabas pensando y ¡Voilá! Tenemos un círculo vicioso o virtuoso, muy poderoso.

En este punto podrías decir “Ok, sí, suena interesante ¿Y eso cómo se manifiesta en mi vida?

Muy bien, por si todavía no has atado los cabos (es tan obvio, que al inicio a muchos, se nos escapa) vamos a reflexionar juntos.

Lee con cuidado la primera línea y los dos primeros párrafos de este texto, ¿Ya los leíste?Muy bien, ahora reflexiona unos momentos sobre esas ideas y después acompáñame a explorar dos conclusiones:

La primera es que si quieres sentirte de x manera, debes de pensar de x manera para que tu cerebro pueda detonar los neurotransmisores para x, y entonces x se sienta real en tu cuerpo.

La segunda es que si quieres pensar de la manera z, entonces, necesitas sentirte de la manera z, para que tu cerebro pueda crear los pensamientos z a partir de los neurotransmisores z.

Dicho de otra manera, si te quieres sentir libre o en calma, debes de mantener pensamientos y diálogo interno que te mantengan en calma y te ayuden a sentirte libre.

Lo mismo aplica para sentirse bien en general, ser más paciente, o más amable o más amorosa o más amoroso.

Funciona también cuando tienes un rasgo muy específico en tu carácter que quieres modificar, por ejemplo vamos a pensar que alguien en tu vida, quien sea, dice x cosa, puede ser una opinión o un juicio, y cada que lo dice, tú te enojas.

Bueno, pues puedes hacer ensayo mental de la escena, cambiando tu reacción, en vez de enojarte, le sonríes y no le das importancia, te aseguro que después de unas 10 veces de hacer el ensayo mental te será más sencillo no enojarte y no engancharte con el asunto.

Pero eso lo platicaremos a fondo en otra oportunidad.

De momento quédate con esta idea: lo que piensas, crea un efecto químico, en tu cuerpo físico, altera tu realidad física de acuerdo a lo que estás viendo en tu mente y entrena a tu cerebro para que vea o piense en esas imágenes en automático y más a menudo.

Así que te propongo pruebes esto por un par de semanas:

Justo después de levantarte y lavarte los dientes, pregúntate ¿qué es lo quiero sentir al inicio de mi día? Una vez que te respondas, dedica 5 minutos a crear los pensamientos que te harán sentir de esa manera.

Por ejemplo, respondes que hoy te quieres sentir agradecida o agradecido, bueno pues dedica 5 minutos a pensar sobre la gratitud y a agradecer lo que tienes.

Otro ejemplo, respondes que hoy quieres sentir paciencia y calma, muy bien, dedica 5 minutos a pensar con cosas que te den calma y a pensar en cómo mantener esa calma a lo largo de tu día, un buen ejercicio es pensar que el universo es tan grande y diverso, que en ese “big picture” tus problemas humanos no son tan grandes, sobretodo si piensas que tú eres el Universo también.

Gracias por leer.

-Juan.

Las 4 Nobles Verdades.

Dukkha:

La vida incluye dolor y sufrimiento físico, emocional y psicológico.

Por ejemplo: separarte de lo que amas te causa pena o sufrimiento, como cuando muere un ser querido o termina una relación, no obtener lo que deseas te causa dolor y obtener lo que deseas y perderlo también te causa dolor, como cuando pierdes un teléfono o un libro.

Existe dolor y sufrimiento por la separación, por el cambio de circunstancias y por estar unido a lo que desprecias, odias o simplemente no te gusta.

Samudaya:

El origen de ese dolor y sufrimiento es el deseo sin control y la ignorancia.

El deseo sin control te lleva a perseguir de manera ansiosa todo aquello que te produce placer, destruyendo con esa búsqueda frenética toda tu felicidad verdadera.

La ignorancia se trata de pensar que la felicidad duradera y verdadera está en el mundo material y en las cosas que te causan placer, también eres ignorante cuando crees que la felicidad verdadera y duradera está en negar todo el mundo material y privarte de todo tipo de placer.

La ignorancia también se manifiesta en tu mente cuando crees que eres tu cuerpo, tus pensamientos y tus emociones y cuando crees que eres un “Yo” constante, que no cambia nunca y que está desconectado de los demás.

Nirodha:

Hay un camino para terminar con el sufrimiento, ese camino es la extinción del deseo y la extinción de la ignorancia.

La extinción del deseo viene con un largo y delicado proceso de estudio, contemplación, evaluación de la realidad, reflexión y meditación. Para esto el Buda enseñó una gran cantidad de prácticas éticas y de ejercicios mentales y espirituales para lograr la extinción adecuada y correcta de tanhá, que es el deseo.

Sin embargo, la palabra clave detrás de la tercera noble verdad no es tanto extinción sino nibbána (nirvana en sánscrito): el estado supremo de extinción total y definitiva de los tres venenos mentales (avaricia, odio, e ignorancia). 

Nibbána, que significa “fuego extinguido”, no es la extinción del ser o la no-existencia: es un estado de liberación suprema donde el ser ya no vuelve a renacer otra vez en samsára. Todo en samsára es perecedero (anicca) y causante de malestar (dukkha), pero más allá de samsára (“la Otra Orilla”, como lo llama el Buda) existe el estado de nibbána, que es no-perecedero y causa de dicha suprema. 

Magga:

El sendero, camino método para liberarte del sufrimiento y del deseo, está disponible para todas las personas, cualquiera puede practicarlo, no necesita permiso de nadie para hacerlo, no necesita ser un místico o un yogui o tener una iniciación ni nada parecido.

Ese camino o método o receta tiene ocho pasos y se llama Noble Octuple Sendero o Camino Triple.

Medita y reflexiona sobre éstas 4 verdades durante unos días o un par de semanas y en otra entrada te voy a platicar del camino para liberarte del sufrimiento.

Te recomiendo leer éste libro, con calma, para que puedas entender más.

🙂