Reflexión sobre meditar

En mi caso, meditar no siempre lo experimento como una asunto pacífico, suave, con olor a incienso, contrario a la creencia común, para mí meditar es a veces un shock de energía que recorre mi cuerpo del centro de mi pecho hacia afuera, en continuo movimiento, es también perderme dentro del infinito el Universo y a la vez reconocer que soy todo eso y es abrir mi mente (corazón y cerebro) al cielo infinito del Padre Azul y conectarme con Él para hacer juntos una oración de amor, gratitud, compasión y eternidad.

Es como gritar fuerte, inhalar profundo y rodar en las nubes .

Ésta canción de Matisyahu y The Crystal Method lo describe muy bien.

Aquí está la versión corta con el video oficial.

Y acá la versión larga, me gusta un poco más.

Gracias por leer.

-Juan.