creatividad, La mente

Mente positiva vs mente negativa

Tener una mente positiva no se trata de tener una mente ingenua, tampoco se trata de negar los problemas, se trata de ver cómo obtener un beneficio de todo lo que te sucede.

Lo beneficios no sólo son cosas tangibles o medibles con un excel, también pueden ser habilidades nuevas, una nueva perspectiva, mejor disciplina emocional, más dureza mental.

Cultiva una mente positiva.

Estándar
creatividad

Imaginar te puede ayudar a mejorar tu día

Tu cerebro crea imágenes todo el tiempo, algunas las crea en automático y otras las crea cuando tú se las pides, y siempre, siempre, va a tener una reacción a todas las imágenes que crea.

Cada reacción es bioquímica, emocional y energética, al mismo tiempo.

Eso se traduce en que cada imagen que tu cerebro crea y percibe modifica tu estado emocional, tu estado físico, la energía y el tipo de energía que tienes disponible, en un momento determinado.

Regularmente no tenemos control de las imágenes que surgen en la pantalla de la mente, y algunas nos causan estrés o ansiedad, otras nos causan frustración o miedo y otras nos hacen sentir bien.

Como no tenemos control al 100% de lo que surge en la pantalla de nuestra mente, es muy útil, darnos unos minutos para crear una o varias imágenes mentales que nos hagan sentir bien, que nos ayuden a sentirnos relajados, libres o en paz, para así darnos un descanso del estrés diario, de los pendientes, de la rutina y del constante ir y venir de pensamientos.

¿Cuánto tiempo necesito?

De 5 a 15 minutos es suficiente.

Aquí puedes escuchar la meditación guiada para hacerlo.

Últimos pedacitos de contenido:

Una postal muy interesante del Tate Museum (lee el caption de la imagen).

Una pared de escalada afuera de un edificio de departamentos.

Una preciosa ilustración celebrando la arquitectura del Museo Guggenheim de Nueva York.

Gracias por leer.

-Juan.

Estándar
creatividad

5 minutos

Si estas teniendo un día difícil, date 5 minutos para dibujar algo, cualquier cosa.


Dibuja despacio cada línea y cada punto, concéntrate en sentir y disfrutar cada trazo.


No te preocupes por el resultado, ocúpate de estar 100% presente en el acto de dibujar y disfrútalo, es un regalo que te estás dando.


La segunda foto es de un dibujo que hice en 3 diferentes breaks de 5 minutos para dibujar. 🙂

Estándar
creatividad

Propósitos

Estamos de nuevo en Enero, es un nuevo comienzo en muchos sentidos y es muy común hacer propósitos para este nuevo año.

La mayoría de las personas no cumplen sus propósitos de año nuevo, y de hecho, para la segunda semana de Febrero esos propósitos ya se desvanecieron en el éter.

¿Por qué pasa esto?

Por que no están tratando sus propósitos como metas.

Para que los propósitos de año nuevo se conviertan en metas, necesitas dejar de pensar en términos de “Este año sí haré ejercicio” o “Este año sí me pongo a dieta” o “Quiero ser más paciente” o “Quiero meditar más”. Coloca aquí cualquier otro propósito de año nuevo, propio o ajeno que sabes que no se ha cumplido.

Necesitas pensar de manera muy específica en cómo se ve tu meta ya materializada en tu vida. Con pelos y señales.

Y necesitas crear una imagen mental, muy detallada de esa meta ya materializada.

Sin esa imagen sólo tendrás buenas intenciones y tus hábitos actuales le pasarán por encima a esas intenciones.

¿Quieres retomar el ejercicio o comenzar a hacer ejercicio? Haz una imagen mental muy clara de ello: Visualízate haciendo ejercicio, el que tú quieras, ten claro en tu visualización cuánto tiempo dedicarás a ello y visualízate entrenando y disfrutándolo.

Aplica para cualquier meta que tengas. ¿Quieres ser más paciente? Pregúntate ¿cómo se vería esa versión de mí? ¿Cómo hablaría? ¿Cómo respondería a las dificultades de la vida diaria? Y crea una imagen mental de tu respuesta.

Ya que tengas tu imagen clara, repásala mentalmente varias veces al día, si te puedes sentar a meditar unos minutos y después repasar tu imagen mental, mucho mejor.

Al hacerlo le estas diciendo a tu mente subconsciente que quieres dirigir tus decisiones y comportamiento hacia esa meta, es decir, le estás pidiendo a tu cerebro que asigne tiempo, energía y pensamiento a materializar esa imagen. Recuerda que el subconsciente aprende por repetición.

Obviamente, a al par de la imagen mental de tu meta y del repaso diario, necesitas un plan y tomar acción, no te puedes sentar a esperar un milagro del Universo, porque no va a pasar.

El Universo sí conspira para ayudarte, pero primero tienes que hacer el trabajo de mover tu trasero hacia tu meta.

Gracias por leer.

-Juan

Estándar
Reflexiones

Oveja Negra

Ser la oveja negra, se trata de hacer las cosas manera diferente a la “manada” a tu alrededor.

¿Para qué? Para tener resultados diferentes. Para explorar diferentes caminos, actitudes y posibilidades.

Se trata de cuestionar lo habitual o lo “normal” para buscar algo mejor.

Si lo normal en tu entorno es pensar y hacer X, prueba J o K y ve cómo te sientes y que resultados obtienes. Si no funciona, siempre puedes regresar a hacer y pensar X.

Si lo normal en tu entorno es estudiar para abogado y después tener hijos, sé la oveja negra y prueba algo diferente.

Si lo normal en tu entorno es comprar y consumir (lo que sea) para modular sus emociones, sé la oveja negra que se hace responsable de las suyas.

Ya entendiste la idea.

Si tú eres una oveja negra, disfrútalo y recuerda que estás probando opciones diferentes para vivir tu vida.

No te preocupes si tu círculo actual de personas no te acepta o les cuesta trabajo, con el tiempo lo harán o conseguirás un nuevo círculo de personas más afines con tus decisiones, metas, valores y prioridades.

Si eres papá o mamá de una oveja negra, no quieras que sea como todos en la manada, mejor dale herramientas, tangibles e intangibles, para que se mueva con soltura, seguridad y atención por el mundo.

Eso será un regalo que le servirá de por vida, mucho mejor que encerrar a la oveja en una prisión mental de tradición.

Gracias por leer.

Juan.

Estándar
La mente, Reflexiones

Pasos para cerrar un ciclo

Aplica para cuando terminas una relación de pareja, para cuando dejas un empleo, para cuando estás terminando un año y para todos los cierres de ciclo que puedas pensar o vivir.

Aquí van los pasos:

1. Entrénate para tener visión panorámica de las cosas, para ver el “Big Picture”, pero no dejes de ponerle atención a los detalles.

2.Agradece y Aprecia todo lo vivido. Claro, algunas cosas serán más difíciles de apreciar que otras, es parte del proceso. Habrá cosas que podrás apreciar por el aprendizaje que te dejaron, otras porque fueron el puente para conectarte con alguien o algo en tu vida.

3.Analiza todos los eventos, circunstancias, ideas, personas y objetos involucrados en el ciclo que estás cerrando. Pregúntate ¿Qué puedo aprender de esto (objeto, persona, experiencia, circunstancia)? y aplica -ASAP- en algún aspecto de tu vida personal o profesional eso que aprendiste, o mejor aún, aplícalo en ambas.

4.Repite el ciclo las veces que sea necesario.

Pon a prueba el pequeño método y hazle las modificaciones que creas necesarias para que te funcione mejor.

Gracias por leer.

Juan.

Estándar